Lunes | 02/10/2017






Leer más!

Efemérides | 02OCT


Leer más!

Nacimiento | 02OCT


Leer más!

ABC Financiero - Nro.150


PÓLIZA DE SEGUROS:
"ES MEJOR TENERLO Y NO NECESITARLO..."

"... que necesitarlo y no tenerlo". Les debe sonar conocido (para muchos) este dicho de la televisión y/o radio, de una reconocida aseguradora, y es que engloba la importancia de contar con un seguro a nivel de prevención y cuidado ¡Porque los riesgos existen! Y no sabemos cuándo nos pueda sacar de apuros. Considérelo


Lo cierto es que, una de nuestras responsabilidades como cabeza de familia (para los que lo somos) es que, nuestros seres queridos estén protegidos ante cualquier eventualidad, sin embargo, la falta de cultura en temas de ahorro o seguros hace difícil estar preparados para un accidente o enfermedad. Hoy en día, la prevención es algo a tener en cuenta para evitar problemas en el futuro.




Es por ello que hoy, les he traído información que les pueda ayudar a tomar la importante decisión de buscar un buen seguro y posteriormente el correspondiente su corredor.

Primeramente, definiendo tenemos que el seguro es un acuerdo que realiza una persona con una compañía aseguradora, con la finalidad de que en caso de que la persona particular o empresa sufra algún daño que tenga cubierto en el contrato de seguro, pueda ser indemnizado total o parcialmente. El asegurado, a cambio de las coberturas que le ofrece la compañía de seguros, paga una prima periódica a la aseguradora.

Entonces nace lo que se conoce como póliza de seguro, que es un documento donde se detalla el contrato de seguro, lugar donde se encuentran todas las coberturas pactadas entre la persona o empresa asegurada y la compañía de seguros. La póliza del seguro se caracteriza por contar con todos los derechos y obligaciones que hay entre las partes. Cuando le toque leerlo, hágalo detenidamente en las letras pequeñas, no se quede con dudas, converse con su corredor.





Ahora bien, a la hora de contratar un seguro, hay que tener en cuenta qué tipo de seguro deseamos contratar en función de nuestras necesidades personales o profesionales. 

Los seguros se clasifican entre, los seguros personales (como seguros de vida, de accidentes personales, entre otros), los seguros de daños o patrimoniales (de automóvil, de incendios, de robo, entre otros) y los seguros de prestación de servicios (de asistencia en viajes, decesos, entre otros).

Un consejo, en el caso de los seguros personales, la decisión de suscripción depende del caso particular de cada quien; si se trata de una sola persona, un seguro que cubra los riesgos de hospitalización, cirugía y maternidad (HCM), es lo aconsejable y un seguro de gastos funerarios, para los gastos de último momento, pero si la persona tiene un grupo familiar, lo más recomendable es además una póliza de seguro de vida, con capital que pueda cubrir deudas, planificación educacional de hijos y los gastos de último momento (esto último en sustitución de una póliza de seguro de gastos funerarios).








A pesar de todos los seguros mencionados anteriormente, existen una gran gama de seguros dentro de cada tipología a los cuales podemos acceder en función de nuestras necesidades. 

Super importante es conocer sobre todo a que riesgos nos encontramos expuestos y comparar lo que nos costaría hacer frente al coste de uno de esos riesgos y, por otro lado, lo que nos ahorraríamos si contratamos un seguro.

Para concluir, no esperemos el momento de necesitar el apoyo de un seguro, consulte con la almohada y claro, con el bolsillo, de que seguro necesitaría, créeme que les quita grandes dolores de cabeza en esos malos momentos de nuestra vida como lo son los accidentes o enfermedades. 

Leo sus comentarios.




Leer más!

Todos los Martes


Leer más!

Todos los Días


Leer más!