Domingo | 23/07/2017


Leer más!

Nacimiento | 24JUL






Leer más!

Nacimiento | 23JUL






Leer más!

Fallecimiento | 23JUL

Leer más!

Larga Vida - Nro.77


Cómo subir la tensión arterial baja

Cuando hablamos de tensión arterial nos referimos a la fuerza con la que la sangre viaja por todo nuestro cuerpo. Para medir la tensión se toman en cuenta dos valores, la cifra sistólica que es la primera y la diastólica, que es la segunda. Así una presión arterial normal oscilará entre la sistólica de 100 a 129 mmHg y la diastólica entre 60 a 84 mmHg. Por debajo de esos niveles se considera baja, lo que trae diversos problemas a nuestra salud que pueden ir desde los simples mareos hasta complicaciones cardíacas que ameritan atención sanitaria urgente.



Dada la afectación que esta condición tiene entre la población, te damos algunos consejos para que descubras cómo subir la tensión arterial baja y que así puedas equilibrar fácilmente tus niveles.

La presión arterial baja, conocida también como hipotensión arterial, puede deberse a un episodio aislado o ser, como el caso de la hipertensión, una condición. Algunas razones por las que la tensión desciende se deben a la ingesta de determinados medicamentos, ciertos tratamientos como la quimioterapia, enfermedades como la anemia, infecciones o condiciones de salud específicas derivadas de alguna enfermedad del pasado.




Síntomas de la presión arterial baja

La presión arterial baja se manifiesta mediante varios síntomas: cansancio y fatiga constante, mareo o vértigo en especial al levantarte o cambiar de posición, sensación de que estás a punto de desmayarte y en algunos casos incluso desmayos, nauseas y palidez.

Si la baja de presión se debe a problemas cardíacos puedes sentir los latidos de tu corazón de forma intensa, mientras que si se trata de una hemorragia interna las heces podrían contener sangre. Cuando se debe a una infección se puede presentar fiebre alta por encima de 38 grados.

La primera clave para subir la presión arterial baja es detectar cuál es la causa del problema. Hasta no saber el origen se pueden seguir algunas recomendaciones, pero solo un médico podrá indicarte un tratamiento realmente eficaz, pues si se debe a alguna enfermedad o infección importante requerirás de atención especializada de inmediato. Por eso nuestra recomendación es que acudas a un especialista si la hipotensión arterial se presenta varias veces y sin razón aparente.






Remedios caseros para subir la tensión

Hay algunas plantas y productos que durante generación han sido utilizados como remedios caseros contra la tensión alta. Con el tiempo la ciencia ha acabado dando la razón a estas antiguas prácticas y te explicamos sus beneficios:

El jengibre es un gran aliado para mejorar la hipotensión pues favorece la circulación sanguínea. Toma un pedazo de jengibre fresco, ráyalo y colócalo en un poco de agua. Deja que hierva durante unos minutos y tómalo. Si sufres de presión baja puedes tomar este remedio casero dos veces al día.
El ginseng es otro estimulante para la irrigación sanguínea, en especial en la zona del cerebro, ayudando a sentirnos más enérgicos y saludables y contribuyendo a la subida de la presión arterial.
• Si tu presión baja de forma repentina un buen remedio casero rápido es tomar un vaso de agua con una cucharada de sal. Ésto ayudará a subir tu presión y te hará sentir mejor, claro que es una solución específica para un descenso puntual y no un remedio que deba ingerirse de forma habitual.

Estas recomendaciones y remedios caseros pueden ayudarte a evitar descensos de la presión y mejorar tu condición, pero deberás consultar a un médico si experimentas episodios frecuentes, pues podría tratarse de una condición importante que requiere de la atención de un especialista.

Para comentarios y sugerencias puedes escribirnos al correo  electrónico: salud@resumendenoticias.com.ve o seguirnos en twitter: @LargaVidadRDN.

Fuente: unComo.com




Leer más!

Todos los Lunes


Leer más!

Todos los Días


Leer más!