Viernes | 21/07/2017









Leer más!

Efemérides | 21JUL

Leer más!

Nacimiento | 21JUL



Leer más!

Espacio Íntimo - Nro.27


Swinger: ¿Perversidad o Diversidad?


Los estilos de vida, muestran las profundas concepciones de mundo que existen, que van desde sexetarianos, quienes deciden no tener intimidad con personas carnívoras; los “poliamorosos”, que se relacionan con más de una persona a la vez, los fetichistas, hasta los que tienen preferencia por el bud sex, el beso blanco, el fisting y otras prácticas más.

La práctica swinger entra en esas profundas concepciones; implicando el intercambio de parejas durante el acto sexual (llevada a cabo mayormente por heterosexuales); llegando a convertirse en un estilo de vida para quienes la experimentan. El placer viene dado por intercambiar la pareja, es decir, dependiendo del tipo de encuentro, se puede sentar a ver cómo la pareja disfruta de la intimidad con un tercero o sumarse al acto también junto a otra pareja.

De acuerdo al sexólogo Norberto Litvinoff las parejas swinger: “No creen en la propiedad privada de la pareja, es decir, no se sienten dueños del cuerpo del otro y por eso se pueden permitir buscar otras fuentes de placer” pero en las cuales se pacta la escogencia de estas nuevas fuentes alternativas de generación de placer, en este caso vinculadas al intercambio con otras parejas   

PRINCIPIOS DEL ESTILO SWINGER:                        

MENTE ABIERTA. Es el más básico. Alude al acto consciente que la práctica es una forma plena y distinta de obtener placer, dejando de un lado pensamientos de infidelidad y todo prejuicio social. 

PACTO. Regla que regula el acceso al intercambio bajo la condición del consentimiento pactado. Esto implica establecer las condiciones bajo las cuales se someterán como pareja, buscando disminuir, los celos, la envidia, con el fin de proteger el lazo amoroso. Además, es una forma de acentuar la seguridad en la pareja.   

AFINIDAD. La interacción con la otra pareja antes del encuentro sexual, es vital para saber si existe una aproximación placentera y sexual que les permita descubrir algunos gustos, intereses y sentir un poco de “atracción”.

RESPETO. En la pareja antes de tomar cualquier decisión, es necesario, casi que una regla, establecer los “SÍ” y los “NO” que influirán en cada una de los derechos de cada participante de la pareja como de las otra pareja.

DISCRECIÓN. Grabarse o tomarse fotos, puede resultar muy excitante, sin embargo, es necesario conservar la intimidad de cada uno de los cómplices del encuentro, pues la vida swinger como cualquier otro estilo de vida, requiere de privacidad.

PROTECCIÓN. Como cualquier práctica con desconocidos, exige el sumo cuidado ante posibles ITS, por tanto es el principio más importante, el uso de preservativos.

DISFRUTE SIN LÍMITES. El fin máximo de todo acto sexual, es disfrutarlo. Para los swinger, compartir la pareja, es de gran placer. Quizá desde un punto cumbre, es una forma peculiar de compartir lo que en teoría no les pertenece, pero es de ellos: su pareja.

TIPOS DE SWINGER

Algunos autores plantean cuatro tipos distintos de swingers: los ocasionales, los localizados, los personalizados y los de ‘estilo de vida’.

El swinger ocasional, es aquel que tiene un encuentro swinger eventual; quien por mera curiosidad decide asistir a una práctica de intercambio con su pareja, pero que no lo hace sino en determinadas ocasiones.

Los swinger localizados, por su parte, son quienes en circunstancias específicas practican swinger, y aun con cierta regularidad, pero no es ésta la preferencia sexual de la pareja.

El swinger personalizado, es el que practican las parejas que prefieren las actividades swinger, pero que están aislados de los grupos practicantes. En estas condiciones, la actividad swinger es una actividad furtiva.

Los swinger “estilo de vida”, se da en parejas de individuos que declaran “abiertamente” su condición swinger, y que han convertido en una parte crucial de su vida las relaciones con otros de gustos sexuales similares.

Aunque la práctica swinger surgió como necesidad de los hombres en guerra, (quienes solicitaban a sus amigos atender a sus esposas sexualmente para evitar la infidelidad), en la actualidad es ya extenso el campo para adentrarse al mundo swinger: páginas web, blogs, redes sociales, clubes, y otros espacios; lo que denota una demandada notable.

¿Será perversidad o diversidad? Esto lo responderá quien logre proyectarse, recordando que no emitir un juicio de valor, no significa estar de acuerdo, sino respetar la diversidad sexual que existe detrás de nuestra propia verdad sexual.

Recuerden escribirme sus comentarios a sexo@resumendenoticias.com.ve y seguirnos en nuestro canal en Telegram t.me/Espaciointimo_rdn

¡Feliz y placentero fin de semana!

Leer más!

Todos los Sábados


Leer más!

Todos los Días


Leer más!