Viernes | 09/06/2017



Leer más!

Efemérides | 09JUN

Leer más!

Nacimiento | 09JUN





Leer más!

Fallecimiento | 09JUN


Leer más!

Espacio Íntimo - Nro.21


¿Te has sentido FLEXISEXUAL?


Me gustaría iniciar esta edición con un pequeño ejercicio: Imaginen que están en un ambiente cálido, desnudos, con los ojos vendados y en dos oportunidades, son estimulados oralmente por dos personas en tiempos diferentes… Ambas personas, les acarician y le tocan con tal pasión y placer que logran humedecerles y ocasionarles una erección… Seguido de ello, les quitan las vendas y se dan cuenta que fueron estimulados por una mujer y un hombre y con ambos sintieron excitación. ¿Por qué ocurre esto? Pues sencillo, el cuerpo como respuesta a los estímulos, produce efectos placenteros. 

Así es la naturaleza de nuestros cuerpos. Ellos están en capacidad de responder a los estímulos de forma original sin discriminación de género, color, tamaños, formas. Sin embargo, a medida que vamos creciendo, hacemos escogencia de lo que queremos y como tal, lo condensamos como estilo de vida.

Para entender un poco, en Psicología existe algo llamado ''Sublimación”. Freud lo destacó como un 'mecanismo de defensa' que las personas emplean inconscientemente para evitar la ansiedad. Este mecanismo conlleva a modificar o desplazar los impulsos del “ello” (aspecto de la personalidad donde opera el principio del placer), dirigiendo la energía instintiva hacia conductas socialmente aceptables. ¿Esto qué quiere decir? Que muchas veces podemos sentir atracción, curiosidad, deseos de conocer o sentir de forma inevitable, qué ocurre entre cuerpos del mismo aspecto físico y sexual, pero es tanta la influencia social que nos arropa, que preferimos “sublimar” ese deseo y no vivir la experiencia.

Y de ello se trata nuestra edición, LA FLEXISEXUALIDAD, que de acuerdo a la definición de Urban Dictionary: “Es una persona con una orientación sexual flexible. Flirtea (coquetea) y trata de atraer a mujeres y hombres, aunque no se identifica como un bisexual”. A propósito de esto, uno de los casos emblemáticos, según el diario ABC de España, es el que protagonizaron hace años, durante una entrega de los MTV Music Awards, Madonna y Britney Spears. A partir de ese evento, ¿Ahora tendremos que ponernos a pensar si serán hetero, homo o bisexuales? La verdad es que por ser famosas, quizá hasta se vio sexy.

En la actualidad se habla mucho de la “flexisexualidad” en mayor grado en las mujeres, tal  vez porque socialmente no es tan criticado como en hombres. Porque el hecho de saber que otro hombre siente atracción o curiosidad por otro heterosexual, sin ser homosexual, puede generar hasta grandes problemas por las sociedades machistas en las que aún vivimos.

Por su parte, muchas mujeres heterosexuales, expresan sentir seducción por los senos bonitos de otras mujeres, sus grandes y redondos glúteos e incluso, suelen hallar mayor excitación con la pornografía de lesbianas. ¿Esto las convertirá en bisexuales? No, solo que muchas de ellas asumen su cuerpo como una fuente inagotable de placer.

En este orden, si te has sentido flexisexual, no es término para sentir culpa o duda sobre tu orientación sexual. ¿Quién no apuesta por un cuerpo bien atractivo, unos labios seductores, una voz sensual y unos movimientos de cadera excitantes? La verdad, es que todos. Aunque pueda que no le demos gran peso, somos vulnerables a sentir ganas de vivir encuentros sexuales fuera de lo regular. Además, la curiosidad de 'hacer lo que nos hacen', puede no resultar tan irracional.

Es nuestra biología tan perfecta, que al mismo tiempo hace de nuestros cuerpos nuestro “Talón de Aquiles”; haciéndonos sensibles al roce, las caricias, los deseos, la curiosidad. Pero, algunos deciden con tal convicción qué cosas ejercer dentro de su intimidad y otros, solo se dejan llevar.

¿Está mal o bien la flexisexualidad?

Para la sexología, nada que no dañe a sí mismo ni a otros, puede estar mal. Pues desde tiempos remotos, se ha dicho que el placer es malo y genera tanto vicio como locura, ¿Nos parecerá extraño que vivirlo produzca bienestar? Esto lo único que hace es que surja un conflicto interno, donde las sensaciones dan el sí y la mente el no. Y bajo ese conflicto llevamos nuestra vida y, por tanto, nuestras relaciones afectivas y eróticas. No obstante, somos nosotros mismos los dueños de nuestros deseos y placeres.

Ya para finalizar, quisiera dejarles una pregunta para la reflexión: ¿Vivimos la sexualidad para complacer los dogmas de terceros o para aproximarnos a nuestra propia felicidad? De acuerdo a tu respuesta, sabrás qué importancia le estás dando a tu autoestima, a tu intimidad y al criterio de otros sobre tu vida privada.

Recuerden dejarme sus comentarios a través de sexo@resumendenoticias.com.ve, seguirnos en nuestro canal en Telegram t.me/Espaciointimo_rdn y nuestra cuenta en Instagram: Instagram.com/EspacioIntimo_RDN

Leer más!

Todos los Sábados


Leer más!

Todos los Días


Leer más!