Viernes | 02/06/2017






Leer más!

Efemérides | 02JUN

Leer más!

Nacimiento | 02JUN


Leer más!

Fallecimiento | 02JUN

Leer más!

Espacio Íntimo - Nro.20


EL BESO BLANCO
Atrevido y arriesgado juego erótico

Los juegos sexuales suelen estimular la pasión en la pareja. Aunque dentro de la intimidad, los límites los coloca la imaginación, existen prácticas como el beso blanco que pueden afectar la salud de quienes la llevan a cabo.


El snowballing, así conocido el beso blanco en el mundo moderno de la sexualidad, es la acción de recibir la eyaculación del hombre en la boca y después trasladar el semen hacia la suya por medio de un beso francés.

La clave del beso blanco es que no se puede tragar el semen ni escupirlo, sino besar a la pareja y pasarle el líquido a su boca. Quienes lo practican, aseguran que el snowballing permite intercambiar el rol de dominante a pasivo que se tuvo; además que suele ser bastante recurrente en las películas para adultos.

Asimismo, es considerado una actividad sexual de alto riesgo. De hecho, forma parte de una práctica sexual llamada bukkake, en la que un grupo de hombres se turnan para eyacular en la boca de otra persona (hombre o mujer, da igual) y después intercambian besos.

Así como existe el beso negro, el beso blanco entra en la amplia gama de  variedades sexuales de alto tabú y, en efecto, es conjeturada por expertos como una posible combinación dicotómica entre el placer y el riesgo.

RIESGOS DEL BESO BLANCO

Mantener los espermatozoides en la boca no puede causar embarazo. Pero lejos de ser intimidad segura, practicar la bola de nieve (snowballing) implica intercambiar fluidos corporales sin ninguna barrera, bajo los mismos riesgos de la felación o cunnilingus, que muchos lo prefieren sin protección.

Por ello, existen realidades de las cuales hay que tener gran prevención, principalmente por la exposición a ITS como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH/sida), sífilis, gonorrea, hepatitis (A, B y C), Virus del Papiloma Humano (VPH) o herpes genital, en caso de que la pareja esté infectada con alguno de estos padecimientos.

El snowballing tiene alto riesgo de transmisión del VIH cuando la persona que recibe el semen en la boca lo traga y además, tiene lesiones bucales (como encías sangrantes) o infecciones de transmisión sexual sin tratar.




¿INTIMIDAD SEGURA VS. BESO BLANCO?

Cualquier práctica sexual donde se evite que semen, sangre o flujo vaginal de una persona entren en contacto directo con heridas abiertas o mucosas (piel del ano, uretra, glande, vagina o boca) de otra persona, es considerada intimidad segura y es lo más recomendable si se desea alejarse del riesgo de transmisión y contagio del VIH y de otras ITS.

Sin embargo, para los más osados que comparten una vida sexual en monogamia o de estabilidad, se hallan ciertas recomendaciones para una práctica segura y placentera:

Utilizar condones de sabor

No realizar esta práctica después de lavarse los dientes.

Revisar discretamente el órgano de la pareja para ver si no tiene ninguna anomalía (heridas, llagas, herpes, escamas en la ina genital)

Estar convencidos que lo disfrutarán, pues en este juego es necesario la complicidad de los involucrados y por tanto, se requiere de mucha entrega y expansión mental. 

Tragar el semen representa el mismo peligro que la felación y cunnilingus, porque en la garganta puede haber lesiones que aumentan el riesgo de contagio.

Nada en la sexualidad puede ser tan hórrido como una mente cerrada y llena de prejuicios. Finalmente lo más importante es divertirse y complacerse.

No olviden escribirme sus inquietudes a mi correo sexo@resumendenoticias.com.ve y unirse a nuestro canal en Telegram t.me/Espaciointimo_rdn.

¡Divino y feliz fin de semana!

Leer más!

Todos los Sàbados


Leer más!

Todos los Días


Leer más!