Viernes | 21/04/2017


Leer más!

Efemérides | 21ABR

Leer más!

Nacimiento | 21ABR


Leer más!

Fallecimiento | 21ABR

Leer más!

Espacio Íntimo - Nro.14


LAS FANTASÍAS SEXUALES MÁS ATREVIDAS Y LUJURIOSAS

En la actualidad, no es secreto que hombres y mujeres experimentan múltiples deseos, orgasmos y empoderamiento sexual, que permiten compartir fantasías con la pareja o acompañante de turno, sin que ello implique distinción de género.

Es así, como la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS-OMS) reconocen que las fantasías son una de las diversas manifestaciones de la sexualidad humana. Estudios revelan que éstas, son sinónimo de salud sexual y no encajan como parafilias, entendiendo que estas últimas son declaradas como trastornos y requieren de un especialista para definirlas como tal.




Hoy, en nuestra edición, te traemos el Top 10 de las fantasías más atrevidas y anheladas por muchos. A continuación te lo presentamos:

10. Sexo con un/a ex. Idear un reencuentro lleno pasión, produce un morbo increíble. Pues el desenfreno que genera revivir un evento sexual con quien ya pasó por nuestra cama, resulta excitante, lo que no implica deseos de volver. Muchas personas desean sentir el cuerpo y el sabor de su ex, aunque un minúsculo de ellos lo admita.

9. BDSM. Jugar a la sumisión y al dominio, es una fantasía presente en muchos amantes. Tener a su pareja en un juego de roles, cuyo escenario sean las fustas, esposas, cables, látigos, lencería negra y de cuero, le ofrece a estas personas, un panorama altamente sexual; caracterizado por una efusiva pasión por el placer infundado en el dolor, la fuerza y el sometimiento.

8. Grabarse. Si ver pornografía eleva la líbido, ver un encuentro sexual donde sea la misma persona quien protagonice, puede asegurar un placer infinito. Esta fantasía permite detallar cuán sexual se es y cómo es el comportamiento cuando se está excitado/a, además de oír los premios gemidos, jadeos y todo cuánto se haya dicho. Es muy común en quienes son amantes y se deleitan con los films eróticos o pornográficos.

7. Lugar público. Un gran número de personas desean intimar en lugares abiertos o de gran afluencia, con la lujuria desatada al ser descubiertos. Estos lugares puede ser un ascensor, vehículo, estacionamiento, oficina, espacios de trabajo, carreteras y cualquier otro sitio donde se exponga la identidad ¿Y quién no ha de querer experimentarlo? La simple posibilidad de pensarlo, destila un sinfín de sensaciones y pasiones. 

6. Exhibicionismo. Muchas parejas segregan placer al saber que otras pueden verlos y disfrutar también, tal es el caso de los voyeristas; es como un placer colectivo. La mayoría puede no reconocerlo, pero suscitar un encuentro sexual “a escondidas” y saber que otros disfrutarían de ello, es garantía de una carga muy fantasiosa.

5. Sexo con maniquí o robots. Pensar en un elemento inanimado, con rasgos humanos, puede tornarse un poco deleitable, es decir, poseer un objeto con caracteres parecidos ejerce una fuerte excitación por la dominancia y la posibilidad de hacer de ese “encuentro” un sexo al antojo e idealizar a alguien con rasgos similares.

4. Imitación de una escena del crimen. No se trata de necrofilia (sexo con muertos). Es la idea de generar un espacio que dé cabida a lo lúgubre, al misterio; recreando un lugar para un sexo altamente “salvaje” y rudo, con tendencia al sufrimiento y dolor, supone un morbo hacia el sadismo sexual. Pocas personas describen fantasías de este parecido, pues temen ser cuestionados como parafílicos o mentes “psicópatas”. Sin embargo, no escapa del top.

3. Orgía. Hallarse en un lugar repleto de personas teniendo sexo, es como la suposición de un “todos con todos” y es la fantasía más allá del trío que muchos desean experimentar, donde la única regla es disfrutar en colectivo. El sexo en grupo no es solo fantasía de adolescentes, también lo es para quienes gozan de una apertura sexual expuesta y sienten placer con el placer de otros. Permitiendo a su vez, probar variedad de cuerpos.

2. Sexo en lugar o con persona religiosa. “Lo prohibido es siempre más provocativo”. Muchos, imaginan grandes encuentros dentro de recintos religiosos, por el valor de respeto que supone para otros. Sucede igual con quienes fantasean con una figura de índole religioso, en aras de hacerlo “entrar en pecado”. Sin duda, una de las fantasías más polémicas y muchas veces, negada para evitar el juicio moral, pero es una donde incurre un centenar de personas.

1. Trío Sexual. Esta es la fantasía sexual más recurrente de hombres y mujeres, aunque algunas de ellas no lo admitan. Es, sin duda, la más común. Pues su connotación de compartir a su amante con otra persona produce un morbo sin igual. También vale mencionar, que muchos hombres fantasean con presenciar (sin participar) un encuentro “lésbico” entre su amante y otra mujer.

Una vez conocidas, es necesario resaltar que las fantasías sexuales, no determinan la personalidad, puesto que son solo un pensamiento de carácter placentero que es auspiciado por la gran energía sexual que se desborda en cada mente y cada cuerpo que conoce de su sexualidad y la vive sin limitaciones. Cuando existe una fantasía y es consumada, da paso a otras... Pues el cuerpo sabe de placeres y siempre pedirá más.

No olviden escribirme y hacerme llegar sus sugerencias al correo electrónico sexo@resumendenoticias.com.ve.

¡Feliz y rico fin de semana!

Leer más!

Todos los Sábados


Leer más!

Todos los Días


Leer más!