Larga Vida | Nro.89


Por qué los hombres tienen pezones

Está muy claro el papel de los pezones en el cuerpo femenino, encargados de ayudar al bebé a succionar la leche materna durante la etapa de la lactancia. 



Lo que en definitiva resulta un misterio es exactamente la razón por la que los hombres tienen pezones y cuál se supone que es la función de los mismos. ¿Contarán con algún truco escondido que desconocemos o es simplemente uno de esos misterios de la evolución? 




El papel de los pezones en el caso de las mujeres es muy claro, especialmente cuando durante la pubertad nuestros pechos aumentan de tamaño para cumplir (en un futuro) una función de vital importancia: alimentar a nuestras crías.

Sin embargo ¿qué pasa con los hombres? hay que decir que en el caso de los chicos la aparición de las tetillas es meramente decorativa y una muestra de que la evolución no es del todo perfecta como algunos insisten en decir.

Durante la gestación, cerca de la tercera o cuarta semana, el feto genera las crestas mamarias, las responsables de que más adelante tengamos pechos. Sin embargo para ese momento aún no están determinados los cromosomas sexuales del feto, es decir no se sabe si se trata de una niña o de un niño.





Así, en el momento en el que el sexo del bebé queda establecido, este ya contará con la cresta mamaria lo que conllevará a la formación de pezones durante la gestación. Al nacer tanto niños como niñas lucimos un pecho igual, y no es sino hasta que las chicas alcanzan la adolescencia cuando producto de la liberación de estrógeno el pecho crece y se desarrollan las glándulas mamarias.

Por lo tanto la presencia de pezones en los hombres se debe simplemente a que la evolución no es tan perfecta y que no ha tenido la necesidad de eliminarlos del cuerpo masculino, pues la supervivencia de este sexo no depende de ello.




Y la pregunta de si los hombres pueden amamantar la respuesta es sí, aunque bajo ciertas condiciones.

Para que se produzca la leche materna es necesaria la presencia de una hormona llamada prolactina, que durante el embarazo aumenta en el cuerpo femenino para prepararlo para amamantar. En el caso de los hombres se encuentra presente tan solo en una pequeña cantidad, sin embargo si la misma aumenta, reduciendo el nivel de testosterona y estimulando el pecho de forma adecuada, es posible que el hombre consiga amamantar, aunque no es lo común.

Fuente: UnComo.com







Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario