Larga Vida - Nro.88


Remedios caseros para eliminar parásitos intestinales

Parásitos, como protozoos, lombrices, solitarias, etc., pueden albergarse en nuestros intestinos tras beber agua o ingerir alimentos contaminados y perjudicar su salud ocasionando síntomas como dolores estomacales, pérdida o aumento de apetito, pérdida de peso, gases, diarrea, entre otros. 


Cuando esto sucede, es fundamental acudir al médico para que pueda determinar de qué tipo de parásito se trata en cada caso y del tratamiento que se debe recibir para eliminarlo del organismo de forma permanente. Además de este, también hay algunos tratamientos naturales que pueden servir de ayuda y mejorar el bienestar del sistema digestivo.




Pasos a seguir:

1. La presencia de parásitos intestinales puede ocasionar una serie de síntomas, como los que detallamos a continuación:

• Dolores estomacales
• Náuseas o vómitos
• Aumento o pérdida de apetito
• Diarrea
• Pérdida de peso
• Fatiga, cansancio, debilidad
• Gases intestinales
• Dolores de cabeza
• Presencia de parásitos en las heces

Debido a que estos síntomas pueden ser signos de muy distintas afecciones, es conveniente acudir al médico lo más pronto posible ante el manifiesto de cualquiera de ellos. La única forma de saber si algún tipo de parásito está atacando a nuestros intestinos es mediante el diagnóstico médico. Además, deberás seguir atentamente las indicaciones del facultativo en cuanto al tratamiento y utilizar los remedios naturales que recomendamos, a continuación, a modo de complemento, pero en ningún caso como sustitutos.





2. Entre los remedios caseros para los parásitos intestinales más efectivos, encontramos el ajo. Este alimento cuenta con propiedades antibacterianas y antifúngicas y, por este motivo, es excelente para acabar con los microbios que pueden afectar a la buena salud del cuerpo. Una buena forma de consumirlo es por las mañanas como si se tratara de una cápsula. Es decir, deberás pelar, partir un diente de ajo por la mitad y tomarlo con agua como si fuera una pastilla, ingiriéndolo sin masticar.

3. Numerosos estudios han revelado que la planta hidrastis, originaria de América del Norte, es un magnífico remedio natural para combatir los parásitos intestinales. Contiene sustancias como la berberina que favorecen la eliminación de bacterias, hongos, protozoos y estreptococos, evitando que estos se adhieran a los tejidos. Especialmente, se ha demostrado que muy eficaz para tratar la diarrea ocasionada por E.coli, Giardia lamblia, Salmonella paratyphi y Shigella dysenteriae.




4. Para aquellos casos de tenia intestinal o solitaria, es muy aconsejable el consumo de semillas de calabaza, pues son excelentes para reestablecer la flora intestinal y mejorar el funcionamiento de los intestinos.

La forma adecuada de tomarlas es crudas, sin tostar y por la mañana en ayunas. Otra opción es preparar una bebida agregando 50 g de semillas de calabaza trituradas en un vaso con 250 ml de agua, y endulzar con un poco de stevia para mejorar el sabor.

5. La papaya es una fruta con enzimas muy beneficiosas que mejoran el estado de la mucosa estomacal, por lo que cuando este se ve afectada por la presencia de algún parásito su consumo puede ser de gran ayuda. Además, ayuda a limpiar el aparato digestivo y mantenerlo en condiciones óptimas.








Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario