Larga Vida - Nro.84


Cómo blanquear los dientes con limón

¿Te gustaría lucir unos dientes más blancos y relucientes? Actualmente, hay varios productos caseros que han tomado popularidad por ayudar a combatir el tono amarillento de los dientes manchados y conseguir aclararlos de forma natural; y este es el caso del limón, por ejemplo. A pesar de que no es una opción muy recomendada por los odontólogos, el ácido cítrico de este alimento puede ayudar a obtener una dentadura más blanca, un aliento más fresco y unas encías más saludables.


Si quieres saber cómo blanquear los dientes con limón paso a paso y descubrir qué tratamientos son los que pueden ofrecerte mejores resultados para lucir una sonrisa más bonita.




Propiedades del limón para blanquear los dientes

El limón es un fruto cítrico con numerosos beneficios para la salud del organismo, pues ha resultado ser un poderoso antioxidante, antibacteriano, antiséptico, diurético y desintoxicante natural; puedes descubrir sus principales bondades consultando el artículo Cuáles son las propiedades curativas del limón.

Pero, además de todas estas propiedades, este alimento tan popular también se ha convertido en uno de los remedios caseros para blanquear los dientes más empleados, a pesar de que los odontólogos no aconsejan su uso frecuente con este fin, ya que podría llegar a ocasionar daños en el esmalte dental, como explicaremos más adelante en este artículo.

Su éxito en la tarea de darle un tono más blanco a los dientes manchados o amarillo se debe a su contenido en ácido, el cual actúa como un potente aclarador natural y puede llegar a eliminar las manchas oscuras en la dentadura, ayudando a esta a recuperar su color blanco original.

Además, gracias a sus propiedades antisépticas y antibacterianas, el limón también es excelente para favorecer la eliminación del sarro acumulado, prevenir la acumulación de placa bacteriana y combatir el mal aliento, aportándole a la boca una sensación de limpieza y frescura muy agradable. Las grandes dosis de vitamina C que contiene también son perfectas para limpiar y fortalecer las encías, ayudando así a mantenerlas siempre sanas.





Enjuague bucal con limón

Hay varios remedios caseros para blanquear los dientes con limón que puedes llevar a cabo, pero uno de los más sencillos que puede ofrecerte buenos resultado es el de realizar enjuagues bucales con un poco de zumo de limón diluido en agua. Eso sí, para aclarar los dientes manchados o amarillos de manera eficaz, deberás utilizar un zumo de limón que esté recién exprimido.

Tratamiento

En un cazo, hierve un poco de agua con el jugo de 1 limón. Tras unos 5 minutos, retira del fuego y espera a que la preparación se enfríe. Luego, cepilla tus dientes como lo haces habitualmente y utiliza la mezcla de agua y jugo de limón para hacer enjuagues bucales.

También hay quien asegura que frotar la dentadura con la parte interna blanquecina de la cáscara de un limón ayuda a obtener unos dientes más blancos naturalmente, por lo que si lo prefieres, puedes probar esta opción.








Limón y bicarbonato para blanquear los dientes

Para conseguir unos dientes más blancos naturalmente, destaca la combinación de limón y bicarbonato de sodio. De hecho, este último es el producto natural más recomendado para blanquear los dientes, pues puede encontrarse en la fórmula de muchísimas pastas dentífricas comerciales blanqueadoras gracias al efecto abrasivo que ejercen las partículas cristalinas de sus sales. Además de eliminar residuos y manchas, ayuda a equilibrar el pH de la cavidad bucal y a mantenerla saludable y alejada de microorganismos que puedan causar infecciones.

Tratamiento

Para blanquear los dientes con limón y bicarbonato, solo tienes que mezclar 1 cucharada de bicarbonato con el jugo de 1/2 limón recién exprimido. Utiliza la pasta obtenida para cepillar tus dientes de manera precisa y con una duración aproximada de unos 2 minutos. Luego, enjuaga la boca con abundante agua tibia para acabar de eliminar todos los residuos. No repitas este tratamiento más de 2 veces a la semana.




Precauciones a tener en cuenta

Tal y como aseguran los odontólogos, blanquear los dientes con limón o con otro tipo de remedios caseros, no es la opción más adecuada de obtener una dentadura más blanca y sin manchas. Lo más recomendable es acudir a la consulta del dentista para primero revisar en qué estado se encuentra la salud bucodental y comprobar si es conveniente que el paciente se someta a un tratamiento de blanqueamiento dental, el cual deberá ser siempre realizado preferiblemente por un especialista.

Los dentistas informan de que el limón es un alimento cítrico que puede causar un debilitamiento del esmalte dental y una destrucción del mismo a la larga, por lo que el uso de estos tratamientos caseros no es muy recomendable y en el caso de llevarlos cabo, deben realizarse de una forma muy limitada.

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario