ABC Financiero - Nro.140


NI UNA BALA FRÍA

Y es que el pasado 2 de julio de 2017, fue publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.313 el Decreto N° 2.966 de la Presidencia de la República, mediante el cual se aumenta en un cincuenta por ciento (50%) el Salario Mínimo Nacional mensual obligatorio en todo el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, para los trabajadores y las trabajadoras que presten servicios en los sectores público y privado, a partir del 1° de julio de 2017, este mencionado incremento llegó a Bs. 97.531,56. Un sueldo que no alcanza para cubrir las necesidades básicas y que se ubica como el segundo más bajo de la región, solo superado por Cuba.



Por otro lado, el Gobierno aseguró por mucho tiempo que Venezuela tiene uno de los salarios más altos, porque ha usado como referencia la tasa de cambio preferencial de 10 bolívares por dólar. En ese caso, los 97.531,56 bolívares de sueldo mínimo equivalen a 9.753 dólares al mes o 325 dólares al día, y efectivamente es un salario alto.

Lo cierto es que desde 2013, el gobierno ha decretado más de 10 aumentos salariales. En el año 2016 realizó cuatro ajustes, mientras que en el 2017 el sueldo mínimo se ha incrementado tres veces. Indiscutiblemente, esto ha hecho que se acelere la inflación convirtiendo a cualquier sueldo como agua en las manos: insuficiente, de hecho, sin deseas salir de la rutina y comerte una “bala fría” en un establecimiento de comida rápida, hay que considerarlo, ya que el precio por ejemplo de un combo de hamburguesa, papas y bebida oscila entre Bs. 14 mil a Bs. 22 mil ¡No alcanza el sueldo! Dar un recorrido por la feria de algún centro comercial a fin de encontrar la comida más económica sería lo más aconsejable, pero esos suelen ser los precios promedios. 



Así no está arropando la inflación a los habitantes de Venezuela, que según para el Fondo Monetario Internacional estimó que llegará a 720,5% al cierre de este año, la mayor del continente americano y una de las mayores del mundo y para el año 2018, el organismo financiero mundial estimó que será del 2.068,5%. Y si hablamos del desempeño económico cerrará el año con un retroceso de 7,4%, en un contexto de crisis agravada por la caída de los precios petroleros y una economía de rígidos controles estatales.

Lo peor es que los precios no se mantienen, suelen aumentar más de una vez por mes. Esto lo he evidenciado por ejemplo en el precio de las barquillas de la cadena de comida de los arcos dorados, pienso que suben semanalmente. Algunas tiendas se vieron obligadas a reducir el número de empleados por la fuerte caída del flujo de consumidores. Menos puestos de empleo.

Y si desea una parada más rápida en un puesto de perros calientes o hamburguesas puede costar más de Bs. 10.000 por persona (por ejemplo, un perro caliente normal cuesta Bs. 3.400 y una hamburguesa especial de carne Bs. 14.000). Los precios de perros calientes, pepitos y hamburguesas tampoco paran de subir. Hasta acompañar una hamburguesa con un refresco es considerado “un lujo”.

Definitivamente, si tu deseo es rendir el sueldo, la opción de comer en la calle es impensable, hay que considerar lo esencial y primordial para alargar la quincena. Por ahora nos quedamos cocinando en casa, comprando solo lo necesario, evitando los lujos ¡Escríbeme! ¿Cómo estás haciendo para rendir tu sueldo?

Leo sus comentarios.

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario