90 y Más - Nro.62


Chile y México:
representantes latinos en la Copa Confederaciones
La décima edición de la Copa Confederaciones, que se disputará en Rusia del 17 de junio al 2 de julio, es la clásica previa del mundial que se disputará de aquí a un año en el país euroasiático. Esta competición, que se jugó por primera vez en Francia en el verano del año 1997, se disputará en cuatro estadios de cuatro ciudades diferentes, es decir Moscú, San Petersburgo, Sochi y Kazán. La fase de clasificación prevé dos grupos de cuatro equipos cada uno que darán acceso a la semifinales a los dos mejores. Esta edición ve a México y a Chile como representantes del fútbol latinoamericano: el conjunto mexicano irá como campeón de la Confederación CONCACAF, mientras que el seleccionado andino participará como campeón de la CONMEBOL tras haber ganado dos ediciones consecutivas de la Copa América, ambas contra Argentina, en los dos últimos veranos.

Desde siempre la Copa Confederaciones destaca por ser un excelente escaparate para los jugadores que quieren hacerse ver en todo el mundo, con miras puestas al mundial que vendrá. Ha sido el caso de varios brasileños, empezando por Ronaldo y terminando por Neymar, y también de franceses como Cissé y Anelka, que en esta competición han puesto las bases para sus éxitos futuros. 



Este año, con Cristiano Ronaldo como representante estrella y la presencia de Alemania como campeón mundial, el espectáculo está garantizado, pero no cabe duda de que algunos jugadores vean esta ocasión como irrepetible para mejorar su currículum y su experiencia internacional. Es el caso de los alemanes Emre Can y Diego Emme, centrocampistas talentosos que querrán hacer un buen papel para poder acudir también al mundial del año que viene, ya que la selección de Löw es experimental y no contempla la presencia de jugadores como Ozil, Muller y Draxler, entre otros.

Por lo que concierne Chile, que jugará en el mismo grupo de Alemania, Alexis Sánchez y Arturo Vidal son las grandes figuras. Líderes del vestuario desde hace años, son los campeones que el seleccionado andino necesita para dar un golpe autoritario también a nivel intercontinental, tras haber logrado imponerse en sudamérica. En el grupo B Chile deberá enfrentarse también a Camerún y Australia, respectivamente campeones de África y de Asia, que según los pronósticos lo tendrán más complicados para clasificarse frente a los campeones del mundo y de América, aunque en una Confederaciones los jerarquías pueden revolcarse. 

En el grupo A México deberá verse las caras con Rusia, el anfitrión, pero sobre todo con Portugal, el campeón de Europa en su primera presencia en este torneo. El cuarto equipo será Nueva Zelanda, campeón de Oceanía, que no representa una amenaza. Es cierto entonces que el conjunto liderado por Rafa Márquez y en el que destaca la presencia de jugadores como Herrera, Chicharito Hernández y Vela deberá luchar para poder clasificarse a semifinales. No hay un claro favorito, pero todo puede pasar en una competición tan breve y con poco tiempo para prepararla. Chile y México lo saben, y no han ido a Rusia de vacaciones.

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario