Espacio Íntimo - Nro.18


Lo que pasa cuando no tenemos intimidad

Diversos estudios demuestran que la estresante vida de nuestros tiempos, constituye un verdadero atentado contra las artes amatorias. Por ende, esto es lo que puede suceder, posiblemente, cuando desplazamos nuestra vitalidad en la intimidad:


1. Estrés y mal humor

Una investigación de psicólogos de la Universidad de Gottinga, Alemania, explica que la falta de intimidad en una pareja puede detonar estrés en ambos, así como mayor tensión en la relación. La presencia de cortisol (hormona que impide segregar endorfinas y dopamina) inhibe el deseo sexual, generando estados notables de irritabilidad.

2. Ataque cardíaco

El sexo es considerado uno de los mejores ejercicios cardiovasculares. Hacerlo de manera esporádica (o no hacerlo) se asocia con un mayor riesgo de ataque cardiaco y muerte súbita, sobre todo en mujeres, según un estudio de la Universidad de Tufts, Estados Unidos.

3. Depresión

El bajo deseo sexual puede ser una consecuencia de la depresión, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, también puede ser una de sus causas, por lo que la falta de intimidad puede llevar a un ciclo nocivo con este trastorno.

4. Baja autoestima

La ausencia de intimidad en tu vida puede bajar tu autoestima y la sensación de estar satisfecha/o en general con tu vida. Las personas más afectadas llegan a sentirse menos atractivas; condicionando además, las relaciones interpersonales.



5. Inhibición de un efecto analgésico natural

Durante el encuentro sexual se liberan endorfinas (neurotransmisores también conocidos como la hormona de la felicidad) que permiten aliviar ciertos dolores y generar una sensación de bienestar.

6. Infidelidad

Una consecuencia injustificada pero, en muchos casos, inevitable. En la pareja, la falta de intimidad provoca desequilibrio emocional, infidelidades y rupturas. Si uno de los dos no está satisfecho, buscará con terceros, alternativas de complacer los deseos del cuerpo.

7. Piel menos lozana

Además de una buena hidratación, la falta de intimidad hace que la piel luzca menos lozana debido a la falta de colágeno que naturalmente se produce en grandes cantidades al tener encuentros sexuales.

8. Sistema inmunológico débil

Cuando no tienes intimidad, tu sistema inmunológico se debilita y es más fácil que contraigas enfermedades. Por lo tanto, consumes más analgésicos, pero la razón es que no estás liberando oxitocina ni estrógenos.

9. Poca concentración

Sin intimidad olvidas las cosas, porque cuando tienes relaciones la sangre que circula por el cuerpo llega al cerebro y oxigena. A falta de actividad sexual, hay mayor probabilidad de permanecer distraídos.

Investigadores chilenos indican que la falta de intimidad por periodos largos, se ha relacionado con la disminución de la satisfacción personal y mutua, rutina, aburrimiento y desinterés: impactando en la calidad de vida de una persona.

Por ello, está comprobado que mantener relaciones sexuales con cierta frecuencia, por ejemplo, una vez a la semana, influye de manera positiva en nuestro sistema.

Sin embargo, cuando esto no ocurre con regularidad, somos más propensos a tener los niveles de colesterol más elevados y hasta podemos llegar a cometer grandes infidelidades, justificadas en la ausencia o disminución de buena intimidad en pareja.

Dice la sexóloga Alicia Fernández: “Mientras más frecuentes y satisfactorios son los encuentros sexuales de la pareja, más fuerte es la unión emocional y el compromiso de mantenerse junta”.

Así pues, sentir y vivir la intimidad con gran placer, asegura un estilo de vida saludable y lleno de bienestar físico y emocional.

Recuerden escribirme sus inquietudes a mi correo sexo@resumendenoticias.com.ve y seguirme en mi canal en Telegram t.me/EspacioIntimo_RDN

¡Rico y feliz fin de semana!

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario