Espacio Íntimo - Nro.13


Reglas de oro para el sexo anal

Con independencia al deseo que puede romper un tabú, existen razones antropológicas por las que la visión de unas nalgas provoca deseo sexual”.



En la sexualidad nada está agotado. Y es por ello, que hombres y mujeres son capaces de vivir múltiples orgasmos. Como consecuencia de la amplitud de gustos, la zona ano rectal es una de las que muchos hablan y otros disfrutan; su disposición de terminaciones nerviosas permite experiencias altamente placenteras.

Es menester conocer que, el conducto anal está constituido por dos 'esfínteres' y cada uno funciona por separado. El esfínter externo es controlado por el sistema nervioso central, es decir, es voluntario, mientras, el interno es controlado por el sistema nervioso autónomo y es involuntario. Por ende, es necesario aprender a controlar ambos esfínteres con el fin de relajarlo a voluntad y disfrutar del sexo.

REGLAS DE ORO:

INICIO DE LA PRÁCTICA. Mientras se toma un baño o una ducha, es viable comenzar por vivir la sensación de un dedo propio o de su pareja y rotarlo suavemente y dejar que el cuerpo experimente nuevas estimulaciones, haciéndolo de forma constante hasta desear vivir la experiencia anal. 

ANILUNGUS O BESO NEGRO. Consiste en besar, lamer e introducir y sacar la legua del ano. El placer para la persona que lo recibe, viene de las numerosas terminaciones nerviosas que existen alrededor del ano. Este sexo oral anal es de alto impacto, pues reduce significativamente la sensación de dolor inicial de la penetración.

TOCAR EL ORIFICIO ANAL. De acuerdo a la Sexólogo venezolana Luz Jaimes, para disfrutar del ano es placentero acariciarlo mientras se le practica felación o cunnilingus a la pareja, durante el coito o el preámbulo; entendiendo que el cuerpo se encuentra excitado.

USO DE LUBRICANTES. El ano y recto no secretan lubricación fisiológica que facilite la penetración. Estos músculos no tienen una elasticidad que les permita dilatarse con facilidad; por ello, debe utilizarse algún lubricante para facilitar la penetración.

DILATAR EL ESFÍNTER ANAL. Con un lubricante a base de agua se puede introducir lentamente el dedo en el ano, moviéndolo suavemente pero firme, para ir engrosando con otro dedo y luego con otro, hasta llegar a producir una expansión progresiva del músculo antes del sexo. 

USO DE JUGUETES. Cualquier tipo de juguete sexual debe estar en óptimas condiciones; pues el canal rectal es muy grande y si no se toman precauciones, pueden quedarse dentro. Además, deben ser lavados y esterilizados por la facilidad a bacterias.

POSICIONES. Si es primera vez, la posición idónea es la 'cucharadita íntima', es decir, de lado; permite una penetración menos dolorosa y placentera. Si ya es frecuente, existen posiciones altamente sexuales como el 'perrito', 'el ventilador', 'el mono', 'cowgirll al revés' y muchas otras que dejan vivir una variada complicidad sexual.

LAVADO ANAL. Se recomienda antes del coito, pues ayudará a algunas personas preocupadas por la limpieza de esa zona, dado que la principal función del recto es actuar como pasaje para las heces. Sin embargo, abusar de los lavados, puede generar daños a futuro. 

USO DE CONDÓN. La penetración anal requiere del empleo del preservativo, desde luego es otra práctica con muchas posibilidades de contagio de infecciones de transmisión sexual. 

NO A LA MÚLTIPLE PENETRACIÓN. Por razones de higiene, no es recomendable sacar el pene o juguete sexual y penetrar la vagina o practicar sexo oral, por lo que existe un incremento en la posibilidad de contagio de bacterias.

ORGASMO DOBLE. En el momento que la persona penetrada logra el orgasmo, contrae fuertemente la musculatura anal, provocando una fuerte presión sobre la pareja, facilitándole a ésta el orgasmo también.

NO OBLIGAR. En el sexo, algo obligado es una violación indirecta. Por ello, es importante hacer que tu pareja se sienta cómoda y desee experimentarlo. Y si está renuente, no te frustres, pues esta no es la única forma de tener orgasmos. 

Recuerda, el sexo anal es otra forma de hacer el amor y por ende, requiere de mucha confianza y comodidad. Si deseas experimentar esta práctica, es importante dejarte llevar y sentir en tu zona anal ese explosivo sexual con el que cuentas.

Para conocer sus impresiones o sugerencias, recuerden escribirme al correo electrónico sexo@resumendenoticias.com.ve y seguirme por las cuentas en Instagram: @espaciointimo_rdn y @raidely6.

Feliz y divino sin de semana.

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario