ABC Financiero - Nro.129


MOMENTO DE ENDEUDARNOS

Antes que nada, hay que aclarar que existe una diferencia muy marcada, entre endeudarnos para malgastar el dinero prestado y aquel que solicitamos bien sea a una entidad bancaria o a un tercero, con la finalidad de comprar activos o emprender un nuevo negocio; si piensas como la segunda opción descrita, entonces sígueme leyendo.



Hoy en día, endeudarnos con este alto nivel inflacionario es recomendable, aunque muchos no lo crean, eso sí, si tienes elaborado un presupuesto financiero actualizado, que te permita identificar periódicamente las entradas y salidas de dinero, a fin de conocer si tenemos un exceso de dinero para la inversión o ahorro, o más bien, nos encontramos en la necesidad de apalancarnos para adquirir activos que no alcanzamos comprar en el momento, si necesitas financiarte podrías optar por estas dos (2) opciones comunes, a saber:

Uso del plástico: Las tarjetas de créditos son unos instrumentos ideales para endeudarnos, otorgado por los bancos después de evaluar nuestra capacidad de pago, por medio del estudio de nuestro nivel económico y financiero; la práctica común sería usarla y pagarla más de la cuota mínima mensual o completamente, a fin de no generar interés por su uso.

Es muy importante ser precavido con su uso, pensar que es una entrada de dinero adicional a nuestro sueldo, podría tener graves consecuencias sino se cumple con su pago en el tiempo establecido.

Crédito bancario: si deseas emprender un nuevo negocio y necesitas capital para ello, esta es tu mejor opción, dirígete a la banca con los recaudos que te solicitarán (porque para cada tipo de préstamo se requiere distintos soportes o documentación para elaborar tu expediente crediticio), el cual evaluará tu capacidad financiera y elaborará planes de pagos acordes, para el retorno del dinero solicitado.

Por ejemplo, si estas creciendo en el negocio de repostería, y necesitas comprar un horno más grande, o necesitas comprar materia prima para hacer crecer tu negocio de costura, toma la decisión de financiarte, siempre considerando en cumplir con las obligaciones, aunque la banca siempre se cubre con garantías, por si no logras retornar el dinero solicitado.

Es importante educarnos en el tema financiero o asesorarte adecuadamente si no te crees capaz de tomar este tipo de decisiones para emprender en tu nuevo negocio, las oportunidades existen y si tienes una habilidad que podría darte una entrada adicional (que también podría convertirse en tu entrada principal de dinero) debes luchar hasta alcanzarlo. Cada tipo de préstamos en la Banca tiene una tasa de intereses diferente, pero no alcanza el treinta por cientos (30%), muchísimo menos que la tasa de inflación del país que cerró en el 2016 por encima de los setecientos por cientos (700%) según expertos económicos, ahora dime tu si no es momento de endeudarnos. Leo sus comentarios.

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario