Domingo | 16/10/2016


Leer más!

Efemérides | 16OCT


Leer más!

Nacimiento | 16OCT

Leer más!

Fallecimiento | 16OCT

Leer más!

Viaje Bueno - Nro.119


SAN FELIPE: MÁS QUE LEYENDAS

La primera vez que fui a San Felipe me di cuenta de que es naturaleza plena. Estuve un fin de semana completo con mi tropa scout y para donde echábamos un vistazo todo era verde. Eso fue lo que me gustó de ella.

Para escribir como debe ser este artículo le pregunté a mi viejo amigo Diego Bonilla (quien fue el anfitrión de mi primer fin de semana en Yaracuy) que si tenía la oportunidad de promocionar a su ciudad natal cuáles serían los sitios que sin dudar resaltaría y este “Destinos” es su respuesta:

Latinoamérica posee muchos parques expertos en flora y fauna silvestre, pero en San Felipe  tienen la dicha de gozar con el más grande de todos “Parque de la Flora Exótica Tropical”. Tiene más de 2.500 especies de plantas de distintas partes del mundo distribuidas en cinco kilómetros.

La vegetación no sería nada sin sus habitantes más agradecidos, los animales. Un centenar de mariposas, aves, perezas, chigüires y araguatos conviven en esta privilegiada zona. En el parque hay un buen restaurante y el capuchino es famoso.

Tendrán tres maneras de conocer la grandiosidad de esta belleza natural; la primera es en carreta de caballos, un toque antiguo. Para los más modernos un carrito eléctrico (así como los de golf) los paseará de un lado a otro, y para los más extremos un sendero aéreo los invita a practicar el Canopy Walking. 

Como dato curioso, este parque no se escapa de las leyendas y mitos que desde siempre rodean a esta entidad. Cuentan que de vez en cuando se escuchan los pasos de los monjes que vivieron ahí hace muchos años, ¿les asustan los fantasmas? A mi sí.

Otro de los lugares importantes es la catedral de San Felipe. Es una réplica del Santuario Nacional de Nuestra Virgen de la Coromoto. Tan grande es que 800 personas caben relajadas. Hay quienes gustan visitar iglesias, si eres de esos, date una  vueltica y disfruta de su arquitectura que definitivamente es imponente.

El Parque Nacional Yurubí es uno de los más preservados. Cuenta con 23.000 y pico de hectáreas de selva. Es brutalísimo. Una de las cosas que más me gusta es que todo es muy verde y está bastante limpio. En el río deben darse un buen chapuzón, pueden acampar (con su respectivo permiso previo), hacer picnic y practicar la observación de aves. En los estudios realizados reportaron unas 68 especies.

Ahora bien, no todo es bello. El parque es el hogar de algunos venados y cunaguaros (aquí viene el pero), pero hay una cuerda de cazadores que les dio por acabarlos, como si no hay suficientes carnicerías en San Felipe. Entonces, hago un llamado a cada uno de estos verdugos para que recuerden que los parques nacionales tienen varios objetivos y uno de ellos es la conservación de la fauna y flora. Léase, conservación. Y gracias a estos hombres de mala voluntad, la probabilidad de que una de estas especies continúe existiendo en el presente o en el futuro cercano es nula. Escrito esto, continúo.

No puedo dejar de nombrar uno de mis oasis favoritos en el país, San Felipe El Fuerte. En aquella visita con mi tropa éste fue uno de los lugares que recorrimos y un par de años después volví a conocerlo bien, respirarlo hondo y sentarme a leer La Cazadora de Astros de Zoé Valdés.

Dentro de Venezuela San Felipe El Fuerte es único, es el primer parque histórico. Es como un retrato natural de lo que era la ciudad antes del terremoto de 1812. Aún se divisan las ruinas. Como sorpresa, el parque tiene un museo arqueológico que muestra objetos antiguos como herramientas, artículos de cocina, máquinas de trabajo, y gracias a que muchos habitantes están donando piezas encontradas en varias de las excavaciones esta colección va creciendo. Merece ser destacado.

Para conocer este terreno bañado de leyenda les recomiendo usar ropa cómoda y repelente de insectos, su formidable vegetación es domicilio de muchos bichos que pican. El calzado también importa, debe ser deportivo o de montaña, por las ruinas el suelo está lleno de rocas y raíces enormes. 

Si desean saber más de esta ciudad y otras de Yaracuy pueden visitar www.yaracuy.net o www.yaracuy.com.ve ambas tienen muy buena información.

Para cerrar, agradezco a mi amigo Diego por invitarme aquella vez, porque me regaló la oportunidad de recorrer estas lindas calles llenas de fábula, mitos y mucho verde. 

San Felipe los está esperando para que conozcan su naturaleza y se regalen aire puro y profundo. Quedarán agradecidos con esa tierra.

Recuerden dejar todo mejor de cómo lo encontraron, la historia se los agradecerá.

Viaje bueno

Leer más!

Todos los Lunes



Leer más!

Todos los Días


Leer más!