Jueves | 13/10/2016


Leer más!

Efemérides | 13OCT

Leer más!

Nacimiento | 13OCT


Leer más!

Ecología | Medio Ambiente


Leer más!

Alma & Escena - Nro.18


EL ABRAZO DE LA SERPIENTE
UNA HAZAÑA CINEMATOGRÁFICA

Así, una hazaña cinematográfica, por el bajo presupuesto que se usó para su realización, por las condiciones extremas en las que se desarrolló el rodaje, en el centro de la Amazonía colombiana, así es calificada la película "El Abrazo de la Serpiente", por Raúl Bravo, productor venezolano de este largometraje que reúne esfuerzos de Colombia, Venezuela y Argentina, y que puso por primera vez a Venezuela y Colombia en las nominaciones de los Premios Óscar de la Academia 2016, como Mejor Película de habla no Inglesa. Expuestos a los peligros propios de la selva, con la fauna, temperatura, riquezas y misterios que atrajeron siempre a extranjeros y ambiciosos exploradores, esta cinta dirigida por el cineasta colombiano Ciro Guerra, busca mostrar más allá de un simple manto verde como mapa de Colombia, cuyos identificativos han sido coca, indígenas, paramilitares y guerrilla. 

Una historia, inspirada en parte, en los diarios de dos exploradores, dos historias que tienen lugar en 1909 y 1940 durante la Fiebre del Caucho, polímero elástico que surge en la savia de varias plantas, y es parte importante de la economía y transformación social de países con territorios amazónicos. La búsqueda de una planta sagrada reúne a Karamakate, un chamán amazónico y último superviviente de su tribu, con dos científicos, el alemán Theodor Koch-Grünberg y el estadounidense Richard Evans Schultes. Un encuentro mágico entre dos culturas, que lejos de mostrar el enfrentamiento entre el hombre blanco y el amazónico, deja en claro, la sapiencia de nuestros ancestros ante la codicia del hombre que maltrata a la naturaleza para satisfacer sus caprichos. El indígena enseña al hombre blanco las bondades y bendición de las plantas como regalo de los dioses y muestra de conocimiento, y éste lo recibe, en una demostración de perdón y redención, que sigue vigente. 

En la producción hubo varias etnias, quienes se prepararon con un coach de actores para incorporarlos a la dinámica cinematográfica. Siete semanas de rodaje selva adentro, compartiendo el cielo como techo entre lugareños y cineastas, sin infraestructura diseñada para filmar, pero cuidando siempre la estética sagrada del cine, pues se filmó en formato Súper 35 mm, celuloide, sin usar cámaras digitales Una dinámica que ha llevado hasta ahora a "El Abrazo de la Serpiente" al menos a 20 premios internacionales, en los que ha conquistado 26 categorías, entre ellos Mejor Fotografía, Mejor Dirección, Mejor Diseño de Arte, Mejor Música y Mejor Diseño de Sonido en los Premios Fénix 2015, Mejor película Latinoamericana en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián 2015, y Mejor película iberoamericana de Ficción, Mejor Dirección, Mejor Dirección de Montaje, Mejor Dirección de Arte, Mejor Dirección de Fotografía, Mejor Dirección de Sonido y Mejor Música Original, este último galardón en manos de Nascuy Linares, compositor venezolano, en los Premios Platino 2016.

Además de Linares, responsable de contar historias y hacerlas inolvidables en la memoria emocional a través de sus composiciones, otros venezolanos formaron parte del equipo de "El Abrazo de la Serpiente", como el actor Luigi Sciamanna, el registro de sonido directo estuvo a cargo de Marco Salaverría, junto al microfonista René Romero, y la Script Angélica Varilla. La edición de sonido estuvo a cargo de Víctor Jaramillo y la mezcla final se hizo en Caracas..

Un millón y medio de dólares, presupuesto bajo según su productor Raúl Bravo, para trabajar en condiciones extremas como lo hicieron en este filme, cuyo financiamiento estuvo en un 70 % a cargo de Colombia, Caracol TV y Dago García, productor colombiano, 20 % a cargo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, CENAC en Venezuela, y otro 5 % por Norte-Sur producciones.


Este 14 de octubre llega "El Abrazo de la Serpiente" a las salas de cine nacional, para traernos un viaje de impecabilidad visual y auditiva, junto a un guión cautivador, que sin lugar a dudas , nos toca a todos los que somos resultado de los encuentros, no de dos mundos, sino del mismo mundo con características distintas en tiempos diferentes. @abrazodeserpiente.

Por María Antonieta Peña. Periodista


Leer más!

Todos los Viernes


Leer más!

Todos los Días


Leer más!