Martes | 26/04/2016


Leer más!

Efemérides | 26ABR


Leer más!

Nacimiento | 26ABR

Leer más!

Ecología | Vida Verde


Leer más!

90 y Más - Nro.44


UN CLÁSICO EMPATE EN PUEBLO NUEVO

Una nueva edición del clásico moderno entre Caracas FC y el Deportivo Táchira se llevó a cabo en el estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal del estado andino, en esta oportunidad disputando la jornada 17 del Torneo Apertura 2016.

La previa de este encuentro estuvo llena de polémica; el equipo anfitrión (Deportivo Táchira) solicitó adelantar el encuentro para el sábado 23 de abril porque este martes enfrentarán el partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Copa Bridgestone Libertadores (instancia a la que no accedía desde 2004) frente a Pumas (México) y así poder contar con un día más de descanso de cara a ese cotejo. Este planteamiento fue rechazado por la FVF quienes alegaron que la petición se realizó tardía y no había posibilidad de realizar el ajuste solicitado. Sumado a eso se encontraba el punto del derecho de admisión a la barra visitante, en el cual la propia Juana Suárez, Presidenta del Deportivo Táchira tomaría la responsabilidad en sus manos de garantizar un dispositivo de seguridad acorde para que el clásico del fútbol nacional contara con el colorido que brindan ambas hinchadas.

Las oncenas brincaron al engramado con situaciones distintas, el Deportivo Táchira viviendo un dulce momento que lo mantiene en la parte superior de la tabla y ya con el cupo matemáticamente asegurado para el octagonal final del torneo, mientras que en la otra acera el Caracas FC con la necesidad de sumar ante su máximo rival para mantenerse en los puestos de clasificación y atravesando un mal momento, donde han lidiado hasta con los reclamos de sus seguidores por no conseguir resultados favorables. Pero si algo tenían en mente estos equipos es que sin importar el momento que esté pasando cada uno los clásicos se juegan con el corazón en la mano y sudando hasta el último minuto.

El encuentro comenzó con un dominio de la media cancha por parte del combinado aurinegro, que parecía no tardar en romper la saga defensiva de los capitalinos para adelantarse en el marcador, pero la situación cambiaría por completo cuando en una reanudación con saque de banda, Diomar Díaz recibiría el balón cerca de la línea de la media cancha y con un buen traslado de balón y aprovechando el espacio creado entre los defensas, sacaría un zapatazo al ángulo sin nada que hacer para el guardameta aurinegro y poniendo así en ventaja a los Rojos del Ávila hasta finalizar la primera mitad. 

Lucía complicado para el Deportivo Táchira salir a buscar el encuentro en el segundo tiempo ante un Caracas que se había plantado muy bien en defensa en la primera mitad, sin cometer ningún error. Pero más complicado aún se pondría el panorama cuando antes del inicio del complemento del encuentro se presentaran hechos de violencia que derivarían en invasión del campo de juego por parte de la hinchada local y una posible suspensión del juego, donde la lógica (según las decisiones e informaciones dadas por la FVF) sería reanudar el encuentro el día siguiente (lunes 25 de abril), un día antes del encuentro de CBL de los aurinegros. Tras más de una hora de paralizado el encuentro y solventados los hechos violentos, se decidió reanudar el encuentro con el apoyo de un dispositivo de seguridad replegado en el recinto y con la participación de ambos capitanes acercándose hasta los 2 extremos de las gradas populares y solicitarle a las respectivas hinchadas un buen comportamiento para concluir el partido.

Reanudado el segundo tiempo las dos escuadras salieron a dejarlo todo en el campo, Táchira insistía un poco más en busca de la igualdad y el Caracas se defendía bien y trataba de sacar provecho en las posiciones de balón que conseguían, ambos técnicos comenzaron a mover sus banquillos siendo Maldonado y los locales los más beneficiados con los cambios, pues Sergio Herrera quien entraría a refrescar las líneas ofensivas de los aurinegros, conectaría de cabeza un centro al área, consiguiendo a Fariñez de contrapié y logrando el tanto del empate, que al final  sería el resultado definitivo (1-1); para dejar así a los aurinegros aún con 1 partido de ventaja en el historial general de estos 2 equipos (DT 35PG; 35PE; 34PP - CFC 34PG; 35PE; 35PP).

El clásico nacional quedó tablas y se mantiene apretado en estadísticas. Pero desnudó nuevamente los problemas que rodean el fútbol nacional y que nos hacen ocupar el más bajo nivel del continente, tanto a nivel organizativo, gerencial, federativo, como a nivel deportivo, seguimos arrastrando problemas desde hace mas de 20 años y peor aún es que aún no se ve una luz al final del túnel.

Recuerda que puedes interactuar a través de la cuenta en twitter @90ymasRDN o dejando tu comentario al final de la columna.

Un abrazo de gol

Leer más!

Todos los Miércoles


Leer más!

Todos los Días

Leer más!