Martes | 05/04/2016


Leer más!

Fallecimiento | 05ABR


Leer más!

Ecología | Vida Verde


Leer más!

Nota Deportiva - Nro.95


PABLO SANDOVAL DESDE LA BANCA
Creo que nadie está sorprendido al enterarse que el popular “Kunfú Panda” no sería de la partida titular al comienzo del béisbol de Grandes Ligas (Opening Day). 

Es obvio que Pablo tiene un problema de sobrepeso, es un jugador con tendencia a engordar y para estar en forma de seguro deberá trabajar el doble que el resto de los compañeros. Desde que estaba en San Francisco tuvo problemas con la gerencia por la condición física en la que llegaba, tanto que lo chequeaban con frecuencia para que estuviese a tono. 

Una de las cosas buenas del béisbol, es que “todos pueden jugarlo”, quiero decir; que a pesar de la conformación fenotípica, siempre tendrás un rol que puedas desempeñar, como el “flaquito veloz”, que casi siempre son jardineros, el “fortachón”, que puede ser bateador designado o primera base, el “ágil veloz”, como el campo corto o segunda base y el “gordito”, que va a la receptoría, tercera o primera base o bateador designado. Ese es el caso de Sandoval.

A pesar de este ajuste de roles, hay una condición física mínima requerida para estar al nivel del compromiso, casi todas relacionadas con la resistencia al juego, aunque muchos no lo crean es un deporte muy exigente.

Desde que el porteño llegó a Boston ha sido señalado, al principio el fanático patirrojo estaba esperanzado en él, ya que venía de ser figura en el campeonato conseguido por los Gigantes y esperaban que respaldara al Big Papi, David Ortiz y a Henly Ramirez que también tiene su «rabo de paja». 

Pero todo esto se derrumbó enseguida, Pablo cerro 2015 con .245 de average, sólo 10 jonrones y apenas 47 carreras impulsadas, sumado a que los Medias Rojas quedaron últimos de división, lo que acentuó más las críticas sobre el criollo. En este spring training no fue diferente, alcanzó average de .233, 2 jonrones y sólo 6 impulsadas; lo que lo relegó al banquillo… de los acusados. 

Un slump lo tiene cualquiera, pero un contrato como el de Pablo, por más de 90 millones no está permitido fallar, su apariencia física no lo respalda. ¿Sería mejor que hubiese jugado en Venezuela? ¿Hubiese llegado en mejor forma? Yo creo que sí; se relajó en sus vacaciones y se pasó de arepas.  

Sandoval es un competidor, de seguro sabrá levantarse. Ver los juegos desde la banca seguro le hará trabajar más duro para alcanzar la meta, yo no creo que el peso sea del todo el motivo de su falta de producción, lo veo como un simple bajón que en cualquier momento pasará. El Panda debe estar enfocado en mejorar y estar a tono para el Clásico Mundial de Béisbol el año entrante. 


Por favor déjenos sus comentarios a través de deportes@resumendenoticias.com.ve y síganos en twitter por @Nota_Deportiva y @RDNVenezuela

Leer más!

Todos los Días

Leer más!