Martes | 12/01/2016


Leer más!

Efemérides | 12ENE

Leer más!

Nacimiento | 12ENE


Leer más!

Fallecimiento | 12ENE

Leer más!

Ecología | Vida Verde


Leer más!

Los Cuentos de Encarnación - Nro.69


LUCES EN EL CIELO

¡Feliz añoooo! Empezamos 2016 con todo y con esta historia que viví mientras estuve en mi monte disfrutando las fiestas.

Los encuentros familiares son típicos en diciembre y mi tribu no es diferente a otras. Para el 24 solemos preparar una cena típica con hallacas, ensalada de pollo (la gallina está un poquito costosa), pan de jamón... y si se puede pernil (hay años que hemos hecho pollo relleno u otras delicias para variar). Luego de la cena un ameno intercambio de regalos cierra la jornada.

El 25 hay otra tradición en mi familia: el sancocho de gallina. Para este plato sí hacemos el esfuerzo para ser fieles a nuestra costumbre y para disfrutar de la sazón de mi abuela, que es insuperable. Pero, lo mejor del 25 no siempre es la sopa, sino lo que viene después: ¡el BINGO!.. Desde que soy muy pequeña siempre hemos armado alguna "garita" con juegos de cartas u otros de envite y azar, y desde hace unos años se ha hecho fijo el bingo.

Es buenísimo porque vamos haciendo un pote (¿pensaban que era "gratiñán"?) con cada mano... y no se imaginan la de plata que se arma cuando el cartón cuesta Bs.F. 2,50. ¡¡¡El pote ha llegado a superar los Bs.F. 300!!! (sí, los signos de admiración son irónicos). En fin, este año lo que se robó el show no fue la cena, ni los regalos, ni la sopa, ni siquiera el bingo... fueron las luces en el cielo.

Resulta que cuando estábamos en el patio en plena meneada de la bolsa con los números, aparecieron en el cielo una luces raras. Mi prima fue la primera que las vio y en seguida todos nos pusimos a detallarlas: no eran estrellas, ni globos del deseo, ni fuegos artificiales; eran una especies ¿de bolas de gas? No sé bien cómo describirlas, se iluminaban como una aurora boreal pero eran amarillo-blancosas. De lo más raras. Llamamos a los que estaban adentro viendo TV y conversando. Las luces como que se multiplicaban. Comenzamos a decir hipótesis locas de lo que pasaba, una invasión extraterrestre al estilo "Día de la Independencia" fue la más loca, las risas no se hicieron esperar.

De repente hubo un silencio. Yo bajé la mirada y di una ronda: toda mi familia estaba mirando al cielo sin decir palabra; fueron sólo unos segundos pero pude pasearme por sus rostros, fue maravilloso verlos así, algunos sonriendo todavía, otros con curiosidad, otros quizá distraídos o desconcertados... en fin, logré captar una foto de los Ramírez para la historia, o para mi historia, porque fue una foto mental. Todavía puedo verlos como si estuviéramos allí, en el patio de la casa, mirando hacia arriba...

Ésta es la mejor foto que tengo de mi familia, no se borrará de mi memoria, no la perderé si me roban el celular y no se desvanecerá como pasa con las que se imprimen en papel película que, para los chamos que de repente no saben, se van poniendo amarillentas y borrosas. Ésta está bien grabada en mi mente y en mi corazón.

Espero que este año ustedes también puedan tomar una foto así de sus seres queridos, es un bálsamo para el alma. Es lo mejor que les puedo desear para esta nueva vuelta al sol.

Espero sus cuentos a través de vida@resumendenoticias.com.ve o por @LosCuentosdeE.

Leer más!

Nota Deportiva - Nro.86


¿ÉXITO O FRACASO DEL FORMATO DE  LA LVBP?

Ya estamos en 2016 y las controversias por el nuevo formato continúan. Esta es la tercera oportunidad que toco el tema, pero es que día a día vamos no conociéndolo; si no comprendiendo las posibles razones más allá de lo deportivo que la liga pueda tener.

Al pasar los días, los juegos y ver las reacciones de propios y extraños, yo noto que no todo el mundo está en desacuerdo, aunque es evidentemente mayor en los detractores, estoy seguro que  más de la mitad que adversa es por desconocimiento.

LOS PUNTOS
He aquí el principal responsable del descontento de muchos, todos estamos acostumbrados a ver una tabla de posiciones con juegos ganados, perdidos y diferencia de juegos respecto a los rivales ya sea tantos juegos por arriba o por abajo. (Decíamos, “tal equipo está de tercero a x juegos de la punta”).

La diferencia de juegos te elevaba o te hundía y eso se reduce con la implementación de los puntos, hace que los equipos estén más cerca unos de otros ya que al final se repartirán punto de acuerdo a la posición donde terminen. En resumen, los PUNTOS reducen brechas. ¿Bueno… malo?

El formato no es de mi entero agrado, pues si revisamos el sistema es consentidor (beisbolísticamente hablando), quiero decir, premia mucho al equipo perdedor, hasta de manejar términos de “mejor perdedor” “perdedor uno… dos”. Por Dios.

Mi desacuerdo es fundamentado principalmente en eso, tomando en cuenta que en una liga de ocho equipos pasan seis; es como si pudieras aprobar un examen con 08 puntos en términos académicos.

Pero no todo me parece malo, de hecho ha sido bien recibido el sistema de series en los playoff; gusta a todo el mundo, en especial a los dueños de equipos porque se les suaviza el tema del traslado y las disponibilidades aéreas y lo más importante, el enfrentamiento directo tipo final, siete juegos para el primero que gane cuatro.

Sin embargo, en esta fase es necesario “consentir” un equipo, de modo que si pasan seis, se hacen tres series y un cuarto que pasa por un juego extra como “mejor perdedor”.

OTROS MOTIVOS
Como todos sabemos, este deporte es un gran negocio, cosa que es espectacular, miles de personas viven de esta pasión que está en el ADN de una gran parte de los venezolanos, sin embargo no hace falta ser muy estudioso del formato, para darnos cuenta que en el fondo la liga debe buscar que todos los equipos tengan oportunidad clasificatoria hasta el último día de la temporada, elemento que toma importancia si analizamos que:
  • Nunca es tarde para que se incorporen las figuras emblemáticas de los peloteros que juegan en el exterior
  • El juego en conjunto no decae al ver que tienen opciones matemáticas.
  • Las gerencias continúan invirtiendo en traer importados de calidad para mejorar su posición en la tabla.
  • Un equipo en carrera siempre llevará fanáticos al estadio.
  • Un estadio concurrido deja ganancias en ventas de productos y alimentos. 

En definitiva este formato tiene aspectos positivos, negativos y otros confusos; creo que debe reconocerse que la directiva de la liga como quiera busca el beneficio de todos los en la industria, lo que es indiscutible es que se deben hacer ajustes y mejoras para optimizar el sistema.


Déjenos sus comentarios a través de deportes@resumendenoticias.com.ve  Síganos en @Nota_Deportiva y @RDNVenezuela

Leer más!

Todos los Miércoles


Leer más!