Zona Tecnológica - Nro.10


CIBERSEXO

Hablar de sexo virtual para algunos es un tabú, sin embargo, se ha vuelto una práctica súper masiva en los últimos años. El cibersexo ha ganado la popularidad que tiene porque realmente presenta una alternativa excitante e interesante para la expresión erótica. Sería muy difícil darle un signo de positivo o negativo porque tiene tantas variables como las personas que lo practican. Hoy en Zona Tecnológica te hablaremos de esta práctica tan común hoy en día. ¡Comencemos! 

Las nuevas tecnologías nos están convirtiendo en seres cada vez menos sociables, es muy cierto que interactuamos menos cara a cara con nuestros conocidos debido a la cantidad de horas que pasamos frente al ordenador o conectados a nuestro Smartphone. Y es, precisamente, esta facilidad que Internet nos brinda para conectar con millones de personas la que ha disparado las prácticas del cibersexo.

Para empezar y entender mejor el tema debemos de conocer bien el concepto: “El cibersexo es una forma de sexo virtual en el cual dos o más personas conectadas a través de una red informática se mandan mensajes sexualmente explícitos que describen una experiencia sexual. Es un tipo de juego de roles en el cual los participantes fingen que están teniendo relaciones sexuales, describen sus acciones y responden a los mensajes de los demás participantes con el fin de estimular sus deseos y fantasías sexuales”.

Ahora, una de las preguntas más importantes que nos podemos estar haciendo es ¿Cuál es el atractivo del cibersexo? Para muchos el tener sexo virtual es la manera más fácil y rápida de obtener satisfacción sexual. Algunos expertos en este tema han llegado a comparar esta práctica con la heroína, ya que se vuelve una práctica muy adictiva que puede llegar a consumir la vida que quien lo hace, a tal punto que puede llegar a reemplazar los encuentros reales con la pareja. 

En este punto, seguramente te debes de estar preguntando ¿Es buena o mala esta práctica? Continuemos leyendo para comprender un poco más el tema.

La gran ventaja del cibersexo es, obviamente, el anonimato. Al intercambiar mensajes con otra persona a través de un ordenador, nos sentimos muy cómodos y podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación. Gracias, precisamente, a ese confort desarrollamos nuestro vocabulario sexual y nos centramos en la realización de nuestras fantasías sexuales sin que nadie nos juzgue por ello. Algunos psicólogos lo consideran una práctica positiva desde el punto de vista que ayuda a aquellas personas demasiado tímidas e introvertidas a relacionarse con desconocidos y a acostumbrarse a expresar sus sentimientos y deseos.

Ahora bien, aunque el cibersexo puede resultar una actividad divertida carece de la parte más fundamental y placentera del sexo: el contacto físico. A pesar de ello, muchas parejas lo consideran como un tipo de infidelidad. Además, aunque la cuestión del anonimato nos hace sentir muy cómodos y protegidos porque nadie nos puede juzgar, ese mismo anonimato también da cobijo a la persona del otro lado. Por lo tanto, no sabemos con quien realmente estamos chateando (hombre, mujer o lo que es peor, una persona con trastornos mentales). También debemos recordar que aunque no se necesitan métodos anticonceptivos para el cibersexo, sí debes tomar precauciones. Si te decides por este tipo de prácticas, asegúrate de encontrar un sitio en Internet que te de confianza y si la persona con la que estés chateando te hace sentir incómodo, no dudes en cerrar el chat.

El mayor problema es cuando esta práctica se vuelve una adicción. Las personas que la sufren tienden a ser dominadas por pensamientos de sexo que interfieren en las relaciones personales y laborales. Tanto hombres como mujeres pueden ser adictos al cibersexo, pasando horas masturbándose con imágenes, videos o teniendo sexo con personas a las que no identifican. Recuerda que una característica de los adictos es que niegan su comportamiento y buscan justificar lo que hacen. 

Según los expertos aquellas personas que han sido reprimidas sexualmente, inseguras o con baja autoestima, personas que atraviesan una crisis con su pareja o no encuentran satisfactorio el sexo con su pareja son vulnerables al cibersexo; así que no dudes en buscar ayuda o buscarle ayuda a tu pareja. 

Como podemos ver, tiene sus ventajas y desventajas, todo está en saber manejarlo y disfrutarlo, recuerda que todo extremo siempre es malo. No dejes que algo que debe enriquecer tu vida, como lo es el sexo sano, termine por destruirla.

¿Qué piensas de este tema? Cuéntanos tu opinión y escribirme tus comentarios a tecnologia@resumendenoticias.com.ve y sígueme en @ZonaTecnoRDN

¡Nos leemos la próxima semana! 

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario