Larga Vida - Nro.68


CUANDO EL TRABAJO ENFERMA

Más allá del cansancio normal que sentimos semana a semana tras terminar nuestra jornada laboral, algunas veces se puede terminar padeciendo de estrés laboral. Primero es importante definir que el estrés es la reacción física o emocional que puede tener una persona ante cualquier factor de presión en su entorno.

Cuando no sabemos canalizar el estrés, podemos vernos gravemente afectados, desde un simple dolor de cabeza hasta estados serios de depresión.

Generalmente, el estrés es causado por factores externos, desde el punto de vista laboral podemos encontrar:

- Condiciones inseguras de trabajo o riesgos ocupacionales
- Aumento o reducción repentina de la carga de trabajo
- Abuso de poder por parte de supervisores
- Burlas por parte del resto del equipo de trabajo
- Ausencia de herramientas necesarias para la realización de las actividades
- Falta de apoyo emocional

Por todo lo anteriormente mencionado, cualquier persona puede terminar padeciendo estrés laboral, y ¿quién no lo sufriría si después de todo pasamos más tiempo activo en nuestras oficinas que en casa?

Un trabajador que sufra de estrés puede notarse irritable, incómodo y a la defensiva. Lo que muchos no saben es que, a la larga, las consecuencias van más allá de lo emocional, haciendo que se presenten síntomas como:

- Frecuentes dolores de cabeza
- Molestias estomacales (diarreas, gastritis)
- Mareos y náuseas
- Sudoración excesiva
- Afecciones cardíacas (taquicardias)
- Dolores músculo esqueléticos
- Resequedad en la boca

Muchos estarán pensando que en algún momento de sus vidas han pasado por una situación similar, algunos habrán superado el obstáculo, otros seguirán padeciendo.

El estrés es una situación que, a pesar de ser compleja, se puede manejar.

En un equipo de trabajo es fundamental la comunicación. Si te sientes afectado es importante que manifiestes qué situaciones te causan incomodidad para que, de una manera cordial, se busque la solución al problema. 

Si de pronto sientes que no basta con hablar, entonces busca ayuda profesional. Un especialista será de mucho apoyo para ti.

No permitas los abusos en tu lugar de trabajo.

Para cualquier comentario, sugerencia o crítica, recuerden que pueden contactarme a través de mi cuenta en twitter @LargaVidaRDN o en mi dirección electrónica salud@resumendenoticias.com.ve.

Feliz semana

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario