Los Cuentos de Encarnación - Nro.96


UNA HISTORIA DE AMOR


El amor se puede encontrar en cualquier parte, gocen con esta historia de la que fui testigo…

Se montaron juntos en la camioneta (así le decimos a los autobuses en Caracas), no supe distinguir si eran familia consanguínea o pareja romántica, lo cierto es que de repente uno de ellos exclamó con preocupación:
- ¡Dejé el celular!
- No te angusties por eso, llévate el mío si quieres, así te puedes meter en Facebook y no te aburres.
- No, tranquilo, voy a estar bien, ya conseguiré algo para leer.
- ¿Agarraste el almuerzo, no?
- Sí, eso sí.
- Bueno, te puse además 2 yogures, por si te da mucha hambre.
- Gracias.

Se bajaron unos pasajeros y ya no los oí más.

Si ustedes hubiesen estado allí, se habrían conmovido tanto como yo. Fue hermoso verlos interactuar con ese respeto y cariño, con ese afán de que los dos estuvieran bien y no les faltara nada.

Recordé las veces que mi mamá me preguntaba: “¿Comiste?”, y yo le salía con cualquier cosa. Pensé que a veces nos olvidamos de cuidarnos así, con detalles, con “yogures”, o sencillamente con palabras amables.

¿Les ha tocado presenciar o vivir una historia así? ¡Cuéntenme a través de vida@resumendenoticias.com.ve o por @LosCuentosdeE 

¡Hasta el próximo cuento!

Share this post!

0 comentarios :

Publicar un comentario