Martes | 21/07/2015


Leer más!

Efemérides | 21JUL

Leer más!

Nacimiento | 21JUL



Leer más!

Ecología | Vida Verde


Leer más!

Los Cuentos de Encarnación - Nro.56


SOBRE FAMILIAS ADOPTIVAS

Ustedes saben que yo me la vivo adoptando familia: hermanos, sobrinos, mamás, tíos, abuelas... A donde voy recibo, y trato de dar de vuelta, tanto cariño, que se van formando lazos que van más allá de la amistad.

He cultivado esa forma de relacionarme y sé que no soy la única; de hecho creo que es una especie de herencia ancestral porque en estos días logré establecer contacto nuevamente con una prima de mi madre, hija de una "hermana de crianza" de mi abuela a quien no veía desde que era niña.

Es así como el cuento que les comparto a continuación, escrito por un pequeño caballero llamado Oscar, me recordó que es posible construir familia bajo cualquier circunstancia.

Una madre sustituta

En algún lugar de la ciudad de Caracas, hace algunos años, había un niño de 5 años junto a su hermano de nueve meses a los que, por razones de salud, su madre no pudo seguir cuidando y siendo su padre militar, no podía cuidar de ellos y ocuparse de la casa a la vez; así que, contrató a una señora de mantenimiento porque, para él, era difícil ser papá y mamá al mismo tiempo.

Con el tiempo el padre tenía una amiga del trabajo, convivió con los pequeños, se enamoró de ellos y los trataba más como madre, hasta el punto que el mayor de ellos, que veía a su madre cada fin de semana, sintió como si Dios le decía “tranquilo, yo nunca te abandonaré” y cada vez se sentía más y más cómodo con esta madre sustituta.

Yo quería tener un hijo con mi esposo desde hace mucho tiempo, y ustedes, niños, querían con todo su corazón a su madre y por obra de Dios, nos hemos encontrado aquí cuando más nos necesitábamos” decía esta madre sustituta.

Entonces, aunque la madre de los niños se separó de ellos por razones de salud a una gran distancia, por lo que no podían verla con frecuencia acostumbrada, esta nueva mamá, que les puso Dios en el camino, les brinda amor y enseñanzas y los ayuda para que sean unos buenos hombres.


Mil gracias a Oscar y a su papá por enviarme este hermoso cuento. Al resto de mis lectores: sigan enviándome sus historias a vida@resumendenoticias.com.ve. También me pueden ubicar por Twitter @LosCuentosdeE.

Leer más!

Todos los Miércoles


Leer más!