Miércoles | 03/06/2015


Leer más!

Nacimiento | 03JUN



Leer más!

Fallecimiento | 03JUN





Leer más!

Cultura Púrpura - Nro.46


DIABLOS PATRIMONIALES

Hace 3 años, la tradición venezolana “Diablos Danzantes del Corpus Christi” fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Ese 2012, se nos puso el corazón inmenso al ver bailar a los diablos en otras tierras y ser reconocidos por todos.

Cada año, luego de los 9 jueves siguientes al Jueves Santo, se lleva a cabo en varias ciudades de Venezuela esta fiesta patronal que data del siglo XVI y que manifiesta el triunfo del bien sobre el mal. El bien está representado por el Santísimo Sacramento y el mal por personas disfrazadas de diablos, Lucifer o “Mandinga”.

Como la mayoría de las tradiciones de nuestro país, ésta también viene del sincretismo religioso de las comunidades que pertenecieron a las haciendas de caña de azúcar, cacao, café y otros cultivos, en donde confluían varias culturas: la africana, la india y la europea. Entonces, se adaptaban las celebraciones provenientes de Europa a esa liga de “sabores” hasta dar con lo que conocemos y reconocemos hoy.

Para hablar de la fiesta, se le da inicio el miércoles cuando las cofradías (o grupos de promeseros que se visten de diablos), bailan al ritmo de la bamba, un baile ceremonial al ritmo del tambor, hasta la iglesia para esperar la bendición del sacerdote e inicio de la fiesta. En ese momento comienzan a danzar con las máscaras viendo hacia abajo debido a su rendición ante Jesucristo, caen arrodillados frente a la Iglesia rezando hasta que el sacerdote los bendice.

Una vez bendecidos, recorren todo el pueblo siempre (nunca, nunca, nunca dejan de bailar) pasando por varios altares especialmente acomodados para la fecha y llegan a El Empedrado para salir nuevamente en procesión con una medalla representativa del Santísimo Sacramento.

Al día siguiente, la cofradía en pleno se reúne para visitar en el cementerio a los promeseros ya fallecidos. Inician el recorrido hacia la iglesia nuevamente para escuchar la misa de mediodía y salen de allí con la imagen de Jesús Vivo a bailarle para luego regresarlo.

Este pequeño resumen que acabo de hacer es de la fiesta de los Diablos Danzantes de Yare (Miranda), pero existen 11 cofradías en total: Diablos de Naiguatá (Vargas), Ocumare de la Costa (Aragua), Chuao (Aragua), Turiamo (Aragua), Cuyagua (Aragua), Cata (Aragua), Patanemo (Carabobo), San Millán (Carabobo), Tinaquillo (Cojedes) y San Rafaél de Orituco (Guárico).

Sus vestidos cambian de acuerdo a la zona, pero lo que mantienen en común son sus máscaras en forma de demonio (con sus variaciones), los fuertes y llamativos colores de sus vestidos, y sus collares religiosos que les da protección contra el mismísimo. También mantienen los rangos o jerarquías dentro de las cofradías, aunque se expresan de diferentes formas: unos con la cantidad de cachos en la máscara y otros con el largo de la barba, por ejemplo. Cabe destacar que en la mayoría, no participan mujeres.

Es una manifestación cultural para sentirnos orgullosos. Hace mucho calor, pero vale la pena visitarla.

¡Feliz semana!

Fuente:
El Universal - http://bit.ly/1G3NQvV
El Nacional - http://bit.ly/1M3fgCt
Historia de Los Valles del Tuy - http://bit.ly/1GY0BJl

Leer más!

Nueva Columna


Leer más!