Viernes | 27/03/2015


Leer más!

Efemérides | 27MAR


Leer más!

Nacimiento | 27MAR





Leer más!

Fallecimiento | 27MAR


Leer más!

Odisea Tecnológica - Nro.26


ATARI, 38 AÑOS DESPUÉS

Tal día como ayer, 26 de marzo de 1977, fue presentada al mercado una pequeña consola que abrió el sendero para los videojuegos caseros tal como los conocemos hoy en día: la Atari CX2600. Siete meses después empezaría a ser comercializada con una trayectoria más bien signada por los altibajos, pero que sin duda sirvió de precursora para lo que vendría.

La compañía contaba con un grupo élite –sí, élite- de programadores que se llamaba Cyan Engineering, que empezó a diseñar esta nueva consola, luego del éxito que tuvieron con la máquina de juego único Pong, el de aquella pantalla donde dos barras en cada lado de la pantalla se movían verticalmente y hacían rebotar una “pelota” de un lado a otro, en una especia de juego de ping-pong.

Luego de diferentes tipos de circuitos construidos sobre la placa de la Atari, se decidió incluir un conector de expansión que permitió al aparato intercambiar cantidad ilimitada de juegos que vendrían en formato de cartuchos. En un principio el desarrollo venía financiado por los ingresos generados por Pong, pero su declive llevó a Atari a ser adquirida por Warner, quienes financiaron el resto del desarrollo por una compra de 28 millones de dólares.


En octubre de 1977 la Atari finalmente comenzó a llegar a los hogares de, realmente, una minoría interesada por jugar este tipo de juegos en casa. Recordemos que en esa época lo que reinaba eran las llamadas arcades o, en nuestra jerga, “maquinitas”. Pero en 1980 vendría uno de esos cartuchos que marca hito: Space Invaders. ¿Lo recuerdan? Una pequeña nave en el fondo de nuestra pantalla que se movía de un lado a otro disparándole a una horda de naves extraterrestres que venían desde arriba para invadir nuestro planeta. Luego vendrían una seguidilla de juegos clásicos que todo gamer (de mi edad en adelante, por supuesto) recordará con mucho cariño: desde el imperecedero Pac-man, pasando por Pitfall, hasta el inolvidable Frogger.

Atari creció rápidamente y el ego de su gerencia también. Muchos de sus programadores, descontentos por el trato que recibían, tomaron sus pertenencias y se fueron a fundar una mítica desarrolladora de juegos: Activision. Les soy honesto, yo era muy pequeño cuando el auge del Atari y realmente viví lo último de su vida, pero llegué a jugarlo. Sin embargo, cuando me hablan de Activision, se me vienen a la cabeza muchos de los mejores juegos de la época dorada del Nintendo y Supernintendo. Y de hecho, cuando revisamos el no tan extenso catálogo de Atari, nos encontramos con una prolífica obra de esta compañía que aún hoy en día sigue programando juegos muy buenos para la nueva generación de consolas.

Sin embargo, a pesar de la edad, al ver este par de videos donde un entusiasta “Metal Jesus Rocks” hace un listado de buenos juegos de la época, me sorprendo de la cantidad que llegué a tener entre manos aunque no lo recordaba. Tal vez a muchos de ustedes se les alborote la vena nostálgica al ver esto.



Atari apenas tuvo unos 8 años de vida, que fueron rápidamente opacados por una crisis económica mundial que no dejó por fuera a la industria de los videojuegos y luego, la llegada del gigante japonés Nintendo que arrasó con toda competencia, devolvió a los videojuegos a su máximo esplendor y marcó casi tres décadas de reinado absoluto. Sin embargo, para empezar solo bastó un procesador 6507 a 1,19 mghz (cualquier celular tiene hoy en día al menos un millón más de potencia), 128 bytes de memoria RAM y un máximo de ROM de 4 kb. Por ahí leí una vez que la vida era más sencilla cuando para jugar un videojuego solo necesitábamos una pequeña palanca y un botón rojo. Es así como le deseamos un feliz cumpleaños 38 a esta mítica consola. Hasta la próxima Odisea Tecnológica.

Leer más!

Deportes | Nota Deportiva


Leer más!

Deportes | 90 y Más


Leer más!