Martes | 10/03/2015


Leer más!

Efemérides | 10MAR


Leer más!

Nacimiento | 10MAR





Leer más!

RDN Verde | Vida


Leer más!

Los Cuentos de Encarnación - Nro.39


Y VIVIR...

Hay cosas que uno no quisiera vivir o padecer. Y cuando nos sucede alguna de esas cosas tenemos, creo yo, dos opciones:
1. Buscar culpables, sentirnos deprimidos y vivir muriendo, víctimas de una "vida injusta" o "Dios injusto" que nos pone en situaciones que no merecemos.
2. Experimentar nuestro duelo por la mala pasada, pero no estancarnos en los sentimientos negativos sino hacer lo mejor de nosotros con lo que tenemos.

OJO: las dos posturas son completamente humanas y NO criticables, si algo he aprendido yo, es que no debemos juzgar a las personas, menos en sus peores momentos; pero sí siempre que podamos hacer algo para mejorar o ayudarles a mejorar su situación será bienvenido, a veces sólo hace falta presentarles la segunda opción. Eso sí, siempre hay que respetar la decisión de cada uno.

Se los cuento porque en mi familia una tía fue diagnosticada recientemente con la enfermedad de Alzheimer; para los que no saben es un tipo de demencia senil que básicamente te genera pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales (como la posibilidad de reconocer a las personas más cercanas). Es terminal e incurable, aunque si se detecta a tiempo se puede retrasar su avance con tratamientos y terapias paliativas.

La cosa es: cuando mi tía se enteró se deprimió mucho, no salía del cuarto, se la vivía acostada y sin hablar con nadie. Eso nos preocupó más que el propio diagnóstico. Pero durante la Navidad algo cambió en ella: salía a conversar un poco más, comía más, echaba más broma... poco a poco fue recuperándose anímicamente hasta volver a hacer las cosas que antes hacía. Por ejemplo, ella es la única persona que yo conozco que plancha las sábanas de la cama "porque le gusta que estén lisitas", pues bueno, todavía lo hace.

Tiene sus bajones, como todos, pero en general sigue su tratamiento y su rutina cotidiana le ayuda a mantenerse activa.

Yo creo que ella optó por la segunda alternativa, vivió su duelo (incluso quizá con rasgos de la primera opción), pero luego decidió vivir con su enfermedad lo más y mejor que podía. Yo la admiro mucho, es una mujer de una fuerza excepcional.

Espero algún día ser un poco como ella... y vivir... siempre vivir... optar por la vida a plenitud.

Gracias por dejarme compartir mis historias con ustedes y no dejen de escribirme sus cuentos a vida@resumendenoticias.com.ve.

Leer más!

Cultura | Cultura Púrpura


Leer más!