Domingo | 19/10/2014


Leer más!

Efemérides | 19OCT


Leer más!

Nacimiento | 19OCT


Leer más!

Fallecimiento | 19OCT


Leer más!

RDN Destinos - Nro.51


MOCHIMA Y SUS BELLEZAS

Me encanta Venezuela por el pocotón de opciones azules que tenemos. Más allá de tanto estrés en las principales ciudades, nuestro país tiene puntos buenísimos que sirven de escape. Sin miedo hoy nos vamos a uno de ellos para quitarnos los trajes de oficina y caminar descalzos por las arenas blancas del Parque Nacional Mochima.

Ir a Mochima es cargarse de buena vibra. Y eso es justamente lo que necesitamos en este momento. Vamos a tres lugares de este parque para que ustedes puedan disfrutarlo de a poquito.

Playa Blanca es un ícono. La gente la ama y yo me tiro contentica en sus arenas porque es bellísima. Su nombre es perfecto y aquí hay de todo. Si quieren amanecer en la playa bajo las estrellas pueden hacerlo. La notificación a INPARQUES se hace con 2 semanas de anticipación porque no se permite más de tres grupos de campistas. Además de que el nivel del agua sube considerablemente por las noches, INPARQUES tiene un control de cuantas personas tiene en caso de emergencias.

Playa Blanca tiene todos los juguetes. Puestos de pescados fritos, cocadas, bronceadores, cholas, trajes de baños, tobitos para los chamos, sillas, artesanía y hasta la famosa banana gigante. 

Desde el pueblo de Mochima son 15 minutos de paseo en lancha, se goza un motón porque de vez en cuando algunos peces se dejan ver, la brisa es extremadamente sabrosa y pocas veces el mar está picado.

Entonces, si van en tema familiar, con amigos o niños Playa Blanca es ideal. Si les gusta el buceo aquí lo pueden practicar de manera segura. Los arrecifes son hermosos y la cantidad de peces y colores es extraordinaria. Los pequeñines de la casa también pueden practicar y gozar esta experiencia.

Por favor, no olviden la bolsa de basura de retorno al pueblo. Cada restaurante tiene sus pipotes pero si ustedes llevan botellas, chucherías o cualquier cosa que genere desperdicios regrésenlo a tierra firme en su respectiva bolsa negra.

Mochima tiene algo que particularmente me parece mágico, la aventura marina al Santuario de los Delfines. Esta ruta es encantadora y la nostalgia de mirarlos dura por muchos días. Tienen demasiada energía, además de la ternura que proyectan. La cosa es que cada vez se hace más difícil mirarlos. La contaminación de las aguas de Mochima crece y ellos se alejan. Ojalá los entes responsables puedan ocuparse de esto y no dejar que nuestros delfines terminen de mudarse a otros mares porque los nuestros están sucios. 

En la misma ruta del Santuario de los Delfines, la Virgen del Valle tiene un lugar cargado de amor para los pescadores y visitantes. La Cueva de Vallita se levanta sobre el gran azul para que uno se haga la cruz y se le dibuje una sonrisa porque ella está ahí cuidando a los suyos. La leyenda cuenta que un grupo de pescadores (cuando no había lancha de motor ni yates modernos) lanzaban sus redes mar abierto para recoger la comida a sus familias cuando les oscureció, por alguna razón no podían encontrar el camino a la orilla y la desesperación les ganó. Perdidos en la oscuridad del mar pudieron divisar una luz blanca que titilaba a lo lejos. Los pescadores decidieron seguirla, seguros de que eran personas acampando. La cuestión es que llegaron a una cueva, no había nadie solo el retrato de la Virgen del Valle que se reflejaba benditamente en las rocas. Ahí pasaron la noche, se salvaron del palo de agua que cayó y durmieron tranquilos. En la mañana observaron que en las rocas no había ninguna imagen, volvieron a casa convencidos de lo que vieron en la cueva aquella noche era la virgen. Días después regresaron y colocaron una imagen blanca de Vallita en las rocas que desde entonces cuida a todos sus fieles desde su cueva en Mochima.

Viajeros, Mochima es una paraíso nacional que debemos cuidar como la vida. Porque ese parque es vida, y esa debería ser la palabra de este día.

Recuerden dejar cada costa mejor de como la consiguieron, los delfines y yo se lo agradeceremos.

Viaje bueno.

Leer más!

ABC Financiero


Leer más!