Viernes | 26/09/2014


Leer más!

Efemérides | 26SEP



Leer más!

Nacimiento | 26SEP



Leer más!

RDN Tecnología - Nro.7


125 VELITAS PARA NINTENDO

Tenía 6 años, lo recuerdo perfectamente. Ya tenía tiempo jugando con el Atari de mi hermano, pero el aparato ese no terminaba de capturar mi atención. Pero ese año, 1990, cuando finalmente llegó a mis manos, agarré el cartucho de Super Mario Bros y lo introduje en esa caja gris. Apreté el botón de encendido y al aparecer los gráficos en pantalla, pulsar start y comenzar a oír esa memorable canción quedé atónito. Jamás había visto algo así y casi instintivamente con el pulgar izquierdo en la “crucecita” y el pulgar derecho apretando los botones de A y B, hice correr a ese carismático personaje que acompaño la niñez de muchos de nosotros.

Por supuesto, como aficionado que soy de la tecnología, los videojuegos son parte importante de mis tiempos de ocio. Y esta semana no podía pasar por alto un hecho muy importante: este pasado 23 de septiembre esa legendaria empresa, Nintendo, cumplió 125 años de fundada. Un día como ese, en 1889, Fusajiro Yamauchi, en Kioto, Japón, fundó la Nintendo Card Company, Limited, que se dedicó en sus primeras décadas de vida a producir cartas Hanafuda, naipes japoneses fabricados a mano para infinidad de juegos.

Hablar de su historia es hablar de la empresa que revolucionó al mundo de los videojuegos y es hablar también de toda una generación que creció con sus consolas. No puedo echarles el cuento completo de un siglo y cuarto de vida, pero lo resumiré lo más posible.

El negocio de las cartas de Yamauchi prosperó y creció considerablemente. A los 70 años de edad, Yamauchi se retira y hereda la empresa a su yerno, Sekyrio Kaneda, esposo de su hija Tei. No pudo heredarla su hija porque en la época la legislación nipona no permitía a las mujeres heredar o controlar empresas. Kaneda cambia su apellido a Yamauchi y mantiene el negocio en su prosperidad. En 1955, viaja a Estados Unidos donde su visión se amplía y luego, en el 59 firma un convenio con Disney, lo que le permite producir sus cartas con los personajes de la firma.

En 1963, Hiroshi Yamauchi renombró a la empresa de Nintendo Card Company Limited a Nintendo Company, Limited y empieza a experimentar con otros negocios como una línea de taxis, una cadena de hoteles “del amor”, una cadena de televisión y arroz instantáneo, todos fracasaron. Lo único que mantenía las ganancias eran sus cartas Hanafuda, pero el negocio con el pasar de los años iba en declive.

En 1970, Hiroshi, caminando por los pasillos de la fábrica, descubre a uno de sus empleados jugando con un brazo extensible. Gunpei Yokoi, ingeniero de mantenimiento era el inventor del artefacto y, al ver su potencial, le ordenó convertirlo en juguete para venderlo en esa navidad como Ultra Hand. Fue un éxito rotundo con 1,2 millones de unidades vendidas. Ese año la empresa también contrató a Shigeru Miyamoto, pupilo de Yokoi y pieza fundamental en el ascenso de la gran N al olimpo de los videojuegos.

El negocio de los juguetes logró reflotar a la compañía y llevó a Yamauchi a ver otros horizontes que en la época comenzaban a tomar cuerpo. En 1975 entra en el mercado de videojuegos y en el 77 crean la Color TV Game 6 (solo en Japón). Crearon muchos juegos clásicos donde empezaban a figurar personajes míticos de la compañía como Donkey Kong y Mario.

En 1980, Minoru Arakawa funda Nintendo América y luego 1985 sería el año que cambiaría para siempre la historia y vida del videojuego. Diversos éxitos en arcade (para los entendidos, lo que llamamos aquí maquinitas) llevarían a Yamauchi a ordenar la creación de una consola de 8-bits de bajo coste y alta potencia que revolucionó la industria: En Japón se le conoció como el Nintendo Family Computer o Famicom; en Estados Unidos se le llamó Nintendo Entertainment System (NES). Para nosotros sencillamente fue el Nintendo, dependiendo de la versión, algunos tuvimos el Nintendo americano y otros el japonés. Junto a la consola, del ingenio creador de Shigeru Miyamoto, vino Super Mario Bros, con su inolvidable música, sus inolvidables niveles y ese pequeño personaje bigotón. Luego Nintendo sembró en el imaginario de los jugadores sagas de la talla de Zelda, Donkey Kong, Mega Man, Metroid, Castlevania o Kirby.

En 1991 llegaría “el cerebro de la bestia”, como se le conoció a la Super Nintendo. La consola de 16-bit que ascendió al trono y dominó el mercado por casi 10 años, con un amplio catálogo de juegos donde destacan Super Mario World, Super Mario Kart, Street Fighter 2, Super Metroid, Donkey Kong Country, Star Fox, Zelda: A link to the past y Killer Instinct.

Nintendo volvería a revolucionar en 1996, con la salida del Nintendo 64. Introdujo varios elementos fundamentales hoy en día en cualquier terminal como los sticks en el mando (palancas), capacidad de vibración en los controles, puerto de memoria y posibilidad de conectar 4 controles. Además, la N leyó bien la tendencia del momento y presentó su consola con uno de sus juegos hitos: Mario 64. Esta vez ya Mario no correteaba de un lado a otro, sino que iba en un mundo tridimensional. Nuevamente todos los aficionados quedamos boquiabiertos. Luego, como siempre, vinieron otros clásicos como Zelda: Ocarina of time, Mario Party, GoldenEye 007 y SuperSmash Bros.

En 2001 lanza la Gamecube con su tecnología de mini DVD, aunque ya para esta época Sony comenzó a dominar el mercado con su Playstation 2 y Nintendo perdió una tajada importante del mercado. En 2006 Nintendo irrumpe el mercado con el Wii. Su principal gancho era su control cuyo movimiento era detectado por la consola, aunque su potencia como tal era inferior a sus competidoras. Fue muy criticada, pero ha sido la consola más vendida de su generación y devolvió a Nintendo el protagonismo en el mercado. Otro clásico vendría de la mano con el Wii: Mario Galaxy.

En una línea paralela, e igualmente de exitosa (tal vez hasta más) Nintendo desarrolló sus consolas portátiles que comenzaron con la Game&Watch, pasando luego al Game Boy, Game Boy Color, Game Boy Advance, Nintendo DS, Nintendo DSi y finalmente el Nintendo 3DS que ha sido un rotundo éxito en los últimos años. Entre todas su consolas de sobremesa y portátiles, Nintendo ha vendido más de 400 millones de unidades en todo el mundo, ni hablar de sus cartuchos.

Hoy en día la industria del videojuego dista mucho del Mario que volaba con la colita o del intrépido Simón Belmont cazando vampiros con su látigo, pero este negocio, aunque no lo inventó Nintendo, sin duda hoy en día no sería lo que es sin su aporte. No en vano como dijo el célebre Shigeru Miyamoto “¿Que los videojuegos son malos? Eso mismo decían del Rock&Roll”. Hasta la próxima Odisea Tecnológica.

Síguenos en twitter: @TecnOdisea o escríbenos a nuestra cuenta de correo: tecnologia@resumendenoticias.com.ve.

Leer más!

Nota Deportiva


Leer más!