Viernes | 05/09/2014


Leer más!

Efemérides | 05SEP


Leer más!

Nacimiento | 05SEP


Leer más!

Fallecimiento | 05SEP


Leer más!

RDN Tecnologìa - Nro.4


¿LE PASASTE LLAVE A LA PUERTA?

Hace unas semanas atrás fui a un foro sobre Internet como herramienta para el desarrollo. Uno de los ponentes fue Jesús Diez, presidente de la Cámara Venezolana de Empresas de Tecnologías de la Información, Cavedatos y compartió con los asistentes algunos datos interesantes: diariamente, solo en Venezuela, se reportan 23.500 páginas web atacadas, es decir, 1 cada 3,6 segundos. Luego afirmaba que los ataques cibernéticos, al haberse sofisticado, han aumentado en 300% en los últimos 4 años. Finalmente indicaba que el mercado de seguridad informática va a llegar a los 8,4 billones de dólares en 2015. Este último numerito guárdenlo para más tarde...

De forma ¿graciosa? finalizaba su ponencia así: “si usted está en Internet está propenso a que lo ataquen a cada segundo, siempre debe contemplar la seguridad de su sitio web. Si usted no quiere ser atacado, sencillamente debe desconectar su computadora de Internet y listo”. La ponencia del señor Diez estaba enfocada en seguridad de páginas web, pero ciertamente este tema aplica para cualquier usuario de la red.

¿Y por qué traigo esto a colación? Porque desde el pasado fin de semana la seguridad en Internet se ha vuelto el tema del momento a raíz del llamado “celebgate”. Dicho en español: la filtración progresiva de fotos y videos de celebridades anglosajonas producto de un “hackeo”. Las víctimas de este ataque –entre las que figuran Jennifer Lawrence (Juegos del Hambre), Kirsten Dunst (El Hombre Araña), Rihanna, Kailey Cuoco (The Big Bang Theory)- aseguran que la culpa la tiene Apple y una falla en su servicio iCloud. 

¿Con qué se come el iCloud? Para los que no son usuarios Apple, es un servicio que sincroniza automáticamente todos tus archivos del iPhone una vez que se conecta a una red wifi, asegurando un respaldo de tus datos. Bastante seguro, ¿no? 

La empresa de la manzanita insiste que no hubo ninguna falla de seguridad en sus sistemas y que el ataque fue específico sobre cuentas y claves de un centenar de usuarias. Y decir centenar no es una generalidad. El autor del ataque, apodado por las autoridades estadounidenses como Original Guy, publicó una lista de 100 actrices y cantantes de las cuales asegura tener fotos y videos íntimos. Le creo, pues las fotos que han salido a la luz son bien gráficas, unas más que otras.

Un artículo en la página www.20minutos.es explica que “según parece ya se ha encontrado el punto débil por donde el hacker pudo colarse. La gente de The Next Web ha localizado una vulnerabilidad en el servicio “Buscar mi iPhone” a través de la cual, mediante un ataque de fuerza bruta se podía haber accedido a las cuentas de cualquier usuario, incluidas las famosas y sus fotos desnudas. Después solo hacía falta copiar las imágenes en el ordenador atacante y nadie se habría dado cuenta del acceso no autorizado. Un ataque de fuerza bruta consiste en probar insistentemente de manera automática contraseñas, sin que ningún sistema de seguridad bloquee el acceso, algo que parece haber sido aquí la clave. Es como si para abrir una cerradura tuvieses infinidad de llaves y la paciencia y el tiempo suficientes para probarlas hasta encontrar la adecuada. Así pues, ha sido una cuestión de conocer el email de cada famosa, invertir una gran cantidad de tiempo (varios meses según el hacker detenido) y contar con la ausencia de un sistema de bloqueo y una serie de desafortunadas contraseñas demasiado fáciles de averiguar”.

Voy a tratar de sintetizar esto, porque al leerlo surgen demasiadas preguntas. Como por ejemplo: ¿en los sistemas de Apple no se prendió ninguna alarma? A mí por ejemplo siempre se me olvida la clave de banca por Internet, y si ingreso mal tres veces la clave me bloquean. ¿Cómo alguien probó miles de llaves para abrir esas 100 puertas y nadie adentro se dio cuenta? Para pensarlo. Luego, no juzgo ni critico que se tomen fotos o videos haciendo cualquier cosa, pero ¿nunca les dio un poquito de temor tener esas imágenes guardadas ahí?

Pero hay más aún. No voy a entrar en el debate si estas señoritas leen noticias o no, pero el tema de la seguridad en la red se está discutiendo bastante desde el año pasado. Dos personajes han puesto sobre la palestra una discusión muy profunda al respecto: Julian Assange y Edward Snowden. El primero, artífice de los Wikileaks y el segundo, agente de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, quien reveló que su país ha espiado (incluyendo a través de la web) a un variopinto grupo de presidentes y autoridades del mundo (desde Angela Merkel de Alemania, hasta Dilma Rouseff de Brasil). Tampoco voy a ahondar en estos casos, lo que sí es cierto es que estos señores nos dejaron algo bien claro: si no hay nada oculto entre el cielo y la tierra, pues entre el cielo y la tierra está Internet.

Ahora, volvamos al numerito del primer párrafo: en 2015 el negocio de la seguridad informática puede llegar a los 8,4 billones de dólares. ¿Sería muy extraño pensar que pronto “surja” una empresa ofreciendo la panacea de la seguridad en redes, aplicaciones y servicios de almacenamiento? ¿Sería muy extraño que pueda ser la misma Apple?

Sin embargo, tampoco debemos olvidar que esta discusión también pasa por el uso que le damos a nuestros dispositivos y el manejo de nuestra privacidad. A veces ni siquiera se trata de una foto, hay quienes escriben en sus redes qué están comiendo en tal o cual sitio, que van camino a tal lugar por una ruta o que trabajan no sé dónde. ¿Les voy a decir qué deben o no escribir en sus redes? No. ¿Les voy a decir que no se tomen fotos desnud@s? No. ¿Les voy a decir que no guarden sus fotos en la nube, o en un correo, en sus mismos teléfonos? No. Pero sí debemos pensar en lo abierto y público que se ha vuelto Internet, para quienes tienen acceso a la red. 

Cada quien es libre de compartir su vida a su gusto, pero siempre es bueno conservar un pequeño espacio que sea nuestro. Eso que llamamos privacidad es muy valioso. Los expertos recomiendan miles de formas de colocar una clave súper segura. Yo, humildemente, recomendaría evaluar bien qué vamos a guardar en la nube y qué vamos a compartir en nuestras redes y a partir de ahí, solo hacernos responsables de nuestros actos. Hasta la próxima Odisea Tecnológica.

Leer más!

RDN Deportes | Nota Deportiva


Leer más!