Miércoles | 23/07/2014


Leer más!

Nacimiento | 23JUL



Leer más!

Fallecimiento | 23JUL


Leer más!

RDN Cultura - Nro.13


DÍA DEL NIÑO CON SERENATA GUAYANESA...
UN CLÁSICO
El día de hoy voy a ceder este espacio para hacerles llegar una líneas que cuentan la experiencia de una fiel lectora de RDN y de esta sección CULTURA PÚRPURA, en el Día del Niño del pasado domingo 20 de julio. 

Gracias January Gómez. Hoy este espacio es tuyo.

Este viernes me enteré por mucha suerte que el domingo por el Día del Niño, se presentaba Serenata Guayanesa en el Centro de Arte La Estancia; para mí fue como una cita. Con compañía o sin ella, con niños o sin niños, yo iba para allá. 

Efectivamente, me acerqué a La Estancia a las 3:30 de la tarde y ya estaba la gente esperando, viejitos, niños, adultos, jóvenes, de todas las edades, con la misma ilusión de ver a ese cuarteto de señores, que son como unos simpáticos tíos, que a los menos jóvenes nos hace recordar una dulce infancia criollita y sencillita.

Abrieron con "El Niño Simón Bolívar" y continuaron con "El Papagayo". No pude evitar lágrimas en mis ojos mientras tarareaba las canciones y admito que era apenas un tarareo, pues en la infancia uno no atiende a la letra de las canciones mientras brinca agitando la faldita (como pude comprobar que sigue ocurriendo con una nueva generación de princesitas durante el concierto) y porque el tiempo no pasa en vano en la memoria del que ya la juventud, comienza a ser más una cosa de actitud que de verdad.

En fin, cantaron canciones infantiles "clásicas": "A la Una la Luna", "Corre Caballito", etc y otras hermosas canciones venezolanas. 

No pudo ser largo el concierto, dado que uno de ellos se encontraba con mucha gripe: "A pesar del malestar aquí estoy porque amo esto", nos dijo. Pero aunque corto, fue una hora de sonrisas, aplausos y sentirse como en la sala de la casa de la infancia. 

Aprovecharon de promocionar su CD de 40 aniversario ¡Sí, 40 años!, el cual si bien valía la pena, yo opté por el CD de canciones infantiles.

Culminaron con "La Pulga y El Piojo" y… ¡Se formó el bochinche! Los adultos se levantaron y otros empezaron a bailar al pequeñín que tuvieran cerca. Nada mejor que gritar: "¡¡¡Miaaauuuuuu!!! ¡Se comió al padrino! ¡Tan!!". Al clamor de "¡Otra!, ¡Otra!, ¡Otra!", cerraron con la canción de El Callao; tambor, folklore y nuestro mejor inglés "guasipati tumorro nai".

Felicidades a Serenata Guayanesa por sus 40 años, sembrando amor y respeto por el folklore venezolano en el corazón de los niños y a los adultos. 

¡Qué no se nos olvide nunca!

Hasta la próxima semana

Leer más!

Nueva Columna | Próximamente


Leer más!