RDN Destinos - Nro.35


LA CIÉNAGA NO PUEDE SER MÁS BELLA

Mis panas viajeros, ofrezco mis más honestas disculpas por no estar por estos lares el domingo pasado. Entre una cosa y la otra se me enredó el mecatillo y me ausenté. Pero levanto mi mano derecha y prometo seguir más de lo que estimé para compensar sus buenas vibras. Después de mi cursi introducción pero sincera, arranco con la viajadera.

Hace años llegar al paraíso no era tan complicado. Se hacía una caminata de esas largas que te mojaban la ropa de sudor y después de tanto caminar, mirabas el reino azul. Digo hace años porque ahora la inseguridad está tan descarada que para llegar a este lugar, les guste o no, este camino ya no puede ser la opción. Bajo ningún concepto. La integridad física siempre será prioridad.

Obviamente no nos detenemos aquí, yo los llevo hoy a La Ciénaga. No es más bonita porque no puede. No es más azul porque no es justo. Y no es más perfecta porque hay muchos pelicanos que me aterran. 

La Ciénaga está disponible entrando por Ocumare de la Costa. Es una bahía abrigada de verde y vida. Agarras tu lancha en La Boca que está cerquita del pueblo y te lanzas 15 minutos de aventura en ese mar picado y azulito como el cielo. Cuando te bajas sentirás que estás muy mareado pero que vale la pena, el mar es tan cristalino que verás cómo los peces pasan relajados por tus pies y las estrellas de mar son las mejores anfitrionas. Por cierto, es una de las atracciones de La Ciénaga, las estrellas marinas. Hay millones de miles de infinitas bellezas de cinco puntas, las dejan agarrar pero preferiblemente que no respiren tanto aire, métela rápido en el agua. Hay que mirar más y tocar menos. Son seres vivos, no rocas. Y si no sigues las recomendaciones de los guías se mueren por culpa de la curiosidad. No restes estrellas, súmalas. 

Otra de las cosas que disfrutarás aquí es llenarte la piel de lodo negrito para ponerte lindo y bello. No miento. A pesar de que te colmas hasta los párpados de barro esto te empapará de bienestar, ya que dicen que este lodo ayuda a sacar las células muertas, a reducir arrugas y regala brillo y suavidad a la piel. Con eso basta, porque para pagar un tratamiento estético en cualquier spa, prefiero gozarme el baño natural de La Ciénaga y reírme a más no poder viendo a mis amigos en el mismo plan.

Ojo, es importante que no involucres las zonas blandas. Una amiga (a la que le conservaré la identidad secreta) se untó un poco de este bendito lodo en una de sus partes blandas y la erupción que le salió por querer rejuvenecer su autoestima nos hará reír en las reuniones todos los diciembres. Más allá de esta recomendación, al quitarte el barro negro no tomes más sol. Trata de hacerlo casi antes de irte de la bahía para que salgas suavecito como piel de muñeca.

La comida aquí es galáctica, léase, galáctica. Además de que el pescadito está fresco, te dejan escoger entre una variedad de condimentos y las ensaladas (que pocas veces me gustan en los sitios de comida de mar) son buenísimas y recién hechas. Nada que perder. Son unos duros cocinando pescado. Los cocteles también los hacen famosos, así que sin abusar, comparte uno o dos para que sientas lo rico que es ser atendido por gente que ama con locura lo que hace. Son maravillosos.

El tema de los baños me lo reservo, les falta mucho todavía, pero van en camino y cuando lleguen yo te cuento. Igualito, no dejes tus toallas húmedas ni otros cosméticos para que no pases el trabajo parejo por falta de “organización”.

Como el agua es poco profunda los adultos se confían y dejan a sus hijos sin observación. No lo hagas, recuerda que estás cerca de manglares y estos atraen cardúmenes de peces. Si por mala onda uno de los chamos se los encuentra y se asusta (aclaro que son inofensivos) puede resbalar y lastimarse. Así que ojo de halcón con los chamos y no abuses de tu buena suerte. 

Actualmente instalaron unos equipos para Kayak y así darse colita por la superficie de tal hermoso azul brillante.

Antes de que me despida es importante decirte que los lancheros no suben a sus embarcaciones gente con tragos pasado de hora. Mosca. Cero borracheras en este paraíso.

Viajero, gracias por estar y seguir aquí. No olvides dejar todo mejor de cómo lo conseguiste, las estrellas de mar te lo van a agradecer.

Viaje bueno.

Leer más!

Efemérides | 25MAY



Leer más!

RDN Economía | ABC Financiero


Leer más!