RDN Destinos - Nro.14


Acarigua y Araure: Anchas y Verdes

En mi formación como dirigente scout me tocó asistir a las ciudades de Acarigua y Araure, que a nivel geográfico están pegaditas. Pasé un fin de semana completo. Revisé la zona, tomé una que otra fotico y camine mucho.

El Estado Portuguesa posee muchas reservas naturales, sin embargo el descuido general se hace evidente en varias partes. 

Uno de los espacios al aire libre que más destaca es el Parque Musiú Carmelo. Este lugar es enorme y limpiecito. Tiene lagunas artificiales que no huelen mal y churuatas para hacer alguna reunión o fiesta familiar, no se puede tomar licor en estas instalaciones. El Parque Musiú Carmelo está bajo la custodia de Inparques (gracias a Dios) y tiene sus reglamentos y objetivos bien claros. Adentro pueden conseguir una biblioteca, churuatas con áreas para romper las piñatas, baños que están limpios y deben permanecer siempre así, parques infantiles, un anfiteatro, canchas, máquinas para ejercicios y más. Aunque está completamente iluminado no se permite la estadía cuando cae el sol.

Si quieren hacer una tarde de picnic este es el territorio. Los samanes y las acacias dan sombras buenísimas para compartir con gente buena o leerse un libro en la tranquilidad del cantar de pajaritos y el sonido de la brisa. Esto es paz.

Todos los senderos están perfectamente señalizados y la gente de mantenimiento son muy celosos con su trabajo, así que si van colaboren, llévense su basura, respiren ese aire fresquito y tiéndanse en la grama para ver las formas de las nubes.

Para quienes les gusta el contacto con los bosques (aquí levanto la mano), los caminos largos y los árboles brillantes de verde, el Parque Mitar Nakichenovich los espera. Este yugoslavo se instaló en nuestro país para trabajar por las tierras y sus bondades, sembró cada árbol de eucalipto que vive en el parque; muchos los llamaban “Padre de los Árboles”. Tiene un alto valor histórico ya que fue escenario de la Batalla de Araure y cuenta con una zona de yacimientos arqueológicos importantísimos a nivel mundial. Sus caminos son húmedos, hay mucho jején, por lo que no deben olvidar el repelente. Está bastante descuidado pero un grupo de voluntarios está trabajando fuertemente para salvar este valioso lugar, ya que se creó con el objetivo de proteger la cuenca hidrográfica donde tiene su nacimiento la quebrada de Araure, que surte los acueductos de las poblaciones de Araure y Acarigua, además de preservar y reforestar áreas verdes. Es ideal para caminatas, ejercicios y practicar yoga.

Sería interesante si al visitarlo las personas puedan colaborar con siembras de árboles, limpieza de algunas zonas, y hasta podríamos donar algunos pipotes para la basura. Vamos a idear algo. Todo sea por el eco-turismo y sus verdes.

Al entrar a Acarigua pueden observar La Espiga. Es un monumento impresionantemente gigante. La Espiga es un homenaje a la agricultura nacional. Semeja a una rama, tipo horqueta contraída. Se ve desde varios puntos de la ciudad y aunque han  pasado más de 30 años y tiene golpes por la humedad sigue siendo regia con sus más de 40 metros. Me encanta.

Estas dos ciudades son entusiastas de la naturaleza, de las arepas de chicharrón (lo máximo), del cruzado y las mandocas con queso llanero, son libres como su animal simbólico la mariposa, tienen las anchuras más bonitas que he visto y son hoy mi destino recomendado.

Recuerden dejar todo mejor de cómo lo consiguieron, los samanes lo van agradecer.

Viaje bueno.

Leer más!

Efemérides | 27/10/2013


Leer más!

Natalicio | 27/10/2013



Leer más!

Personajes | Néstor Kirchner


Leer más!

Redes Sociales | Pinterest


Leer más!

Servicios | WhatsApp


Leer más!

Publicidad | RDN


Leer más!