RDN Destinos - Nro.11


Caracas es Caracas: 3ra parte

Continuando con el homenaje a mi tierra natal, envío una nueva entrega de Caracas es Caracas.

Hoy lo dedico a algunos sitios históricos que pueden visitar tranquilamente un fin de semana con amigos, hijos o usted solo. Se llama: Caracas histórica.

Inicio con el punto que por alguna extraña razón me tocaba exponer en la universidad con demasiada frecuencia para mi gusto, La Casa Natal del Libertador. Es sumamente hermosa. Tiene pasillos enormes y la mantienen “obviamente” en muy buen estado. 

En fin, La Casa Natal del Libertador es una de las joyas de nuestra ciudad, forrada de lienzos maravillosos de Tito Salas, de los cuales tengo mi favorito. En la penúltima sala antes de salir se encuentran una gigantesca imagen titulada “Emigración a Oriente” verá muchas personas sufridas escapando de Caracas,  fascinantemente resalta una niña que mira hacia atrás, su nombre Luisa Cáceres de Arismendi, la máxima heroína. Es mi favorito. Luego me cuenta cual le gustó.

Toda la casa posee artículos de la época que van desde candelabros hasta herramientas de trabajo, son réplicas de las originales ya que en el pasado la cantidad de saqueos acabaron con todo. Sin embargo, la cama donde nació Bolívar es conservada a la perfección y aunque está limitada para que nadie la toque mirarla es bastante importante. La pila bautismal que lo recibe después del zaguán es otra réplica pero tiene tantos años que parece real. La parte de las caballerizas está intacta, y el samán enorme que reposa en el patio todavía tiene orquídeas para ser admiradas. Los guías de la casa están dispuestos a dar un recorrido magnífico, son muchachos muy preparados y vale la pena conocer detalles que solo ellos pueden contar, como el cuarto de la Negra Matea que está cerca de los principales. Es una excelente visita que se debe hacer.

Siguiendo con esto, tenemos un espacio estupendo para la recreación de adultos, jóvenes y niños, y que además forma parte de la historia de Caracas. El Paseo Los Próceres. Son 2K de pura belleza y brisa. Nace con el objetivo de honrar a los héroes de nuestra patria. Pérez Jiménez lo inauguró en el año 1.956. Los puntos más hermosos son los espejos de agua. Además de tener copas gigantes como columnas, pasillos y escaleras antiguas, los monolitos resaltan increíblemente. Son cuatro. Dos verticales y dos horizontales. En estos últimos encontrará las estatuas de varios héroes como: Francisco de Miranda, José Félix Ribas, Simón Bolívar, José Antonio Páez, entre otros. En los verticales tallaron el listón de nombres de los próceres venezolanos (léase todos) y de aquellos hombres sobresalientes participantes de la independencia del resto de países bolivarianos. Ambas miden 30 metros. Imponentes. 

El Paseo Los Próceres es ideal para andar en bicicleta, patinar, carreras y ejercicios con máquinas. Quienes estén en la onda “fitness” aquí se sentirán en el cielo. Gracias a que el Paseo se presta para las actividades deportivas lo tienen muy limpio y cuidado, por lo que invito a que usted forme parte de este avance. No es un paradero de música y licor, no es un lugar para demostraciones excesivas de afecto, no es un lugar para el consumo de sustancias ilícitas, no. El Paseo Los Próceres es un lugar con un alto nivel histórico, cultural, familiar y recreativo. 

La Quinta Anauco es mi otra recomendación. Aquí vivió uno de los firmantes de la independencia, Rodríguez del Toro. Además de ser uno de los hombres más influyentes de la capital. Muy grande. Muy colonial. Muy encantadora.

Actualmente el Museo de Arte Colonial de Caracas mora en estas paredes antiquísimas. Me enteré que para armar todo este asombroso museo los dueños persiguieron camiones de basuras para recolectar artículos, compraron cuadros o muebles antiguos a quienes tuvieran reliquias y hasta visitaron casas de empeño. Toda una logística para tener la mayor cantidad de piezas. Es perfecta. Los detalles fueron colocados con tanta dedicación que casi que los midieron con regla.

Tienen una página, revísela www.quintadeanauco.org.ve.

Alfombras, cofres, sillas, imágenes religiosas y hasta la tina de baño son para levitar. Soy amante de la historia por eso le digo con firmeza que esta quinta es la maravilla.

Disfrute nuestra ciudad. Cuide cada esquina. Respete el trabajo de quienes somos centinelas de la historia, de la cultura y del turismo nacional.

Recuerde dejar todo mejor de como lo encontró. Los caraqueños se lo agradecemos.

Viaje bueno.

Leer más!

Redes Sociales | Twitter


Leer más!

Servicios | RDNpublicidad


Leer más!

Publicidad


Leer más!