RDN Destinos - Nro.9


Magdaleno: Puro talento

Si necesitas un juego de cuarto, si te gusta la artesanía o si quieres conocer un avestruz, este artículo debes leer.

A 20 minutos de Maracay está la población de Magdaleno. Con un arco precioso te da la bienvenida a sus calles limpias y llenas de existencia. Por todos lados se escucha música nacionalista, la gente es alegre y valen lo que pesan. Es por excelencia la Ciudad Artesanal del Estado Aragua. A pesar de haber sufrido un despoblamiento en el pasado que redujo sus habitantes a menos de 800 personas, son ahora la muestra de que  querer es poder y de que el turismo es una actividad económica. En serio, lo es. 

Han hecho del arte de la madera una escuela para las futuras generaciones. Cada artesano enseña cómo se trabaja, como se llevan los negocios y hasta construir maquinarias útiles para sus creaciones, lo que da a esta profesión inmortalidad. Los jóvenes disfrutan el convertirse en artesanos, saben que ahí está el futuro de su gente.

Magdaleno es el destino correcto para quienes buscan un comedor de buena madera, percheros, cunas para los niños o simplemente unas cucharas de madera de las que duran toda la vida. La variedad de mercancía hace que se pases un día total de búsqueda y comparaciones. Sin aburrimiento. Los juegos de cuarto son los más populares. No conformes con eso, Magdaleno ha instalado un montón de paraderos donde la carne en vara es deliciosa, las cachapas son buenísimas (hasta supe que muchos pobladores hacen el queso en sus casas) y las sopas están siempre hirvientes para ser probadas.

No podría recomendar uno solo porque en la oportunidades que los he visitado saboreo un restaurante distinto y sin vacilar todos le ponen un camión de ganas para que el suyo sea el mejor, y todos lo son. Así que donde se paren a comer lo pasaran divinamente. Muchos tienen música criolla en vivo.

Magdaleno tiene la primicia en una atracción turística única en el país. La finca más famosa del lugar “Avestruces Magdaleno”. No sé cómo explicar este lugar porque yo le tengo fobia, léase: miedo horrible, fuerte e intenso a las aves de granja; pero ellos hicieron que fuera una experiencia agradable y segura, igual me explicaron que son herbívoros. Mi tranquilidad se hizo total y hoy los presento con muchísima admiración.

Avestruces Magdaleno” te recibe con una sonrisota que te da confianza, el recorrido inicia con los cerditos vietnamitas que son una cuchitura. Son pequeñitos, no crecen como los comunes y están a la venta. Son una de las mascotas más limpias que existen. Verlos es amarlos. Son sumamente hermosos.

También tienen una laguna artificial pequeña donde crían cachamas y tortugas. Puedes alimentarlas y sentarte un rato en los banquitos bajo la sombra de los árboles. Es relajante. Hay caballos para dar paseos y también puedes darle comida. Todo lo que los animales consumen debe ser comprado en la churuata de entrada. Jamás comida no autorizada.

Ahora sí, el atractivo principal. Estos animales de gran tamaño llegan a vivir 75 años y a pesar más de 125 kilos, sus patas parecen como de dinosaurio. Son enormes. No te lo puedes imaginar. Las avestruces en la granja viven en familias, en cada mega-corral hay un macho por cada dos hembras. Suertudos, dijo un señor.

Todo lo que tiene el avestruz es lucrativo nos explicó Gustavo. Su carne es más sana que cualquier otra porque no contiene grasa, sus plumas son costosísimas, de la cáscara del huevo extraen calcio y esto lo venden en unos frascos que se llaman “Calciostrich” y la fama de que mejora la osteoporosis corre con gran fuerza. En fin, el avestruz es un ave con notables bondades. Los pichones los venden, depende del tiempo que tengan ponen el precio y te dan toda la información, sugerencias y más para que los puedas criar en un ambiente apto para esto seres gigantescos. Gustavo dice “son el ganado del futuro”, eso me aterra pero definitivamente son unos animales extraordinarios y muy valiosos. Es fundamental decirte que estas aves no son montadas, ya que no son caballos.

Para cerrar el recorrido te van a invitar a probar las hamburguesas con carne de avestruz. Sin miedo métele un mordisco porque saben muy bien. Están ubicados en el asentamiento Campesino Arenales, atrás de los Samanes Magdaleno.

Magdaleno está decidido a seguir siendo el rey de la madera y la artesanía, por lo que mereces conocer este destino grande en espíritu, en esfuerzo y sabor aragüeño.

Recuerda dejar todo mejor de cómo lo encontraste, la generación de relevo te lo va a agradecer.

Viaje bueno

Leer más!

Efemérides | 22/09/2013



Leer más!

Natalicio | Ronaldo


Leer más!

Redes Sociales | Twitter


Leer más!

Servicios | WhatsApp


Leer más!

Publicidad


Leer más!