Destinos RDN - Nro.2


Yapascua: La tranquilidad y 
magia hecha playa

Carabobo es uno de los estados costeros que no disfruto visitar. Mucho ruido, playas full de gente, basura por todos lados, carros con complejos de discotecas, más licor que agua salada, personas acabando con las bellezas de esos benditos y preciosos lugares. De verdad no lo soporto.

Pero cierto día una amiga nos recomendó un rinconcito playero que está escondido de toda la muchedumbre que tanto viaja y tanto destruye. Y así es como le di la oportunidad al Carabobo de costa. Se llama Yapascua

Yapascua, forma parte de aquellas Áreas Bajo Régimen de Administración Especial del país y es importantísimo reportarse antes del viaje en las oficinas Inparques para que lleven registro de las personas que pernoctan o pasan el día ahí, todo esto por tema de la seguridad. Posee una extravagante vegetación que sirve de refugio para que el catire no nos achicharre la piel, crustáceos, multicolores y preciosísimos peces de arrecife, agua sabrosa y una paz multiplicada por dos, perfecta para los que buscan huir de los escándalos.

Llegar a Patanemo es lo primero, te subes a una lancha (a precios económicos) y en diez o doce minutos llegas; tus ojos verán la orilla más bonita que Patanemo y Turiamo tienen como un secreto. Los lancheros son muy panas, se debe cuadrar la búsqueda con la  hora exacta porque son muy estrictos y no les gusta esperar. Son pocos los que cubren este recorrido.

Si eres de los que anda en la moda de caminar y correr irte por la montaña hasta Yapascua es tu mejor elección. Son casi casi dos horas de camino pero como es imperdonable que dejes la cámara, te llevarás las dos horas, anótalo. Los paisajes son brutales y vale la pena sudarse hasta la medias en esa ruta. 

El sol sale sin piedad a partir de las diez de la mañana, tiene dos subidas rudas que es mejor agarrarlas bien tempranito. Ponte franela manga larga de material ligero y colores claros para evitar el bronceado de portugués y las picadas de los mosquitos y jejenes que no perdonan ni al más antipático. Asimismo, sería genial que el equipaje que lleves sea ligero y con lo estrictamente necesario. Tus pulmones y hombros te lo van a agradecer.

Ya en el destino tu vida cambiará. Hay pozos azules que “no juegan”, tiene planicies hermosas para reposar y la inmensidad del mar te hará sentir inmortal por unos momentos. Es un lugar precioso.

No hay ventas de comida, tampoco hay luz y mucho menos baño. Por lo que sugiero que realices un menú de lo que prepararás allá para organizarte mejor, suficiente agua potable, protector solar, repelente de insectos, gorra, linterna, lentes y una buena carpa. 

Ahora bien, la cuestión de cocinar e ir al baño vamos a aclararla de una vez. Si vas hacer fogata para la cocina no dejes las huellas del fogón en la arena. Trata de usar el combustible y la yesca natural que esté seco en el piso. No arranques nada. Yo recomiendo que hagas un par de mecheros para esta labor. Con los baños es el mismo cuento, nadie quiere encontrarse con los desperdicios de nadie. Así que no olvides enterrar bien aquello o llevarte esa “bolsa” y botarla en la primera papelera que encuentres al regresar a Patanemo. Recuerda, los paraísos se mantienen paraíso si tú colaboras.

Así, Yapascua te recompensará con una noche de estrellas magistral, jamás volverás a ver el cielo igual. Es maravilloso. Tenderse en la orilla a disfrutar de ese techo no tiene precio. Ya me contarán si tengo razón. 

Antes de dormir métete en el mar, el plancton alumbra mágicamente todo y es un espectáculo que debes regalarte en la bahía. 

Investiga el pronóstico del tiempo, los palos de agua que caen son monumentales, capaces de acabar con un campamento en veinte minutos. Lo viví.  Lleva un toldo extra (de esos que sobran de las carpas viejas), sirven sin problemas. 

Entonces, con el morral lleno de lo que realmente necesitas esta belleza escondida puede ser tu nuevo y próximo destino. 

Deja el sitio mejor de cómo lo encontraste y tendrás Yapascua para rato.

Viaje bueno.

Leer más!

Efemérides | 04 de agosto


Leer más!

Natalicio | Barack Obama


Leer más!

Personajes | Marie Curie


Leer más!

Redes Sociales


Leer más!

Publicidad


Leer más!