Frankmente Nro.04



Basura y Cultura. En el caminar diario que me permito gracias a la cotidianidad, me encontré en esta semana con varios elementos que me llevaron a realizarme algunas preguntas, y que a lo largo de la sección de hoy, me permitiré compartir. Una pregunta y que quisiera que usted, amigo lector, también se la formulara sería ¿Se ha dado cuenta de cuales son los objetos que están tirados a lo largo y ancho de nuestras calles y avenidas, y que en conclusión las hacen ver sucias? Si no lo ha hecho, le recomiendo que haga el ejercicio.

La mayoría de los elementos que se encuentran tirados en nuestras calles son envoltorios de caramelos, botellas de refrescos, colillas de cigarros, servilletas sucias, tarjetas telefónicas, chapas, bolsas, excrementos de perros, en fin; elementos que nosotros mismos tiramos en la vía pública. Si viaja al interior del país, la imagen que se observa en nuestras carreteras es aun más desolador y frustrante.


Siento que existe un grave problema de educación, de valores, de cultura y de concientización en cuanto al tema, son pocas, por no decir que no existen; las campañas efectivas de educación que permitan al venezolano ser colaborador de un mejor ambiente y un mejor lugar para vivir y mucho menos existen campañas consecuentes y continuas sobre el reciclaje. Sobretodo si nos encontramos en sistema de gobierno que además de definirse como humanista, cristiano, socialista; también se define como ecologista.


Debería de haber un poco más de coherencia, un poco más de atención en detalles como estos, en nuestras casas, en nuestras escuelas, fomentar el cuidado del ambiente y sobretodo los lugares donde al final hacemos vida.


Sambil de la Candelaria.
Me gustaría saber que harán con este monstruo de concreto en el futuro, si harán una universidad para el oeste de la ciudad, si ubicarán más entidades del estado o si 
concentrarán espacios para las  misiones. Sea lo que sea, se pide más eficiencia, menos
burocracia, más atención, menos corrupción y por sobre todas las cosas mejor calidad de vida,

Osama Bin Laden.
Por más cruel y asesino que haya sido el personaje me niego a celebrar y aplaudir su muerte, pues en mi formación como estudiante y en mi familia, me enseñaron a aplaudir la vida, sea quien sea.

Sobre el personaje se ha dicho de todo y hoy por hoy luego de su “muerte” sigue siendo un enigma. Lo más llamativo de todo esto es que Bin Laden, haya sido formado y adiestrado para los EEUU, al igual que Sadam Hussein, todo por los intereses de estos en contra de la URSS y en contra de Irán durante los años 80.

Lo llamativo es que todo esto suceda en época electoral, sobretodo cuando se anda muy bajo en las encuestas y todavía queda mucha tela por cortar.


Barack Obama.
Luego de su estrategia electoral muy oportuna, el actual Presidente de los EEUU y Premio Nobel de la Paz 2009, comienza a subir en las encuestas, lo que presume como una victoria del partido Demócrata en las elecciones de noviembre del 2012.


Hoy sigue con la licencia para invadir países, derrocar gobiernos, apoyar golpes de estado, apoyar monarquías, construir muros contra los migrantes y con la capacidad de voltear la mirada de donde se violan los DDHH en defensa de la “libertad”. Hoy el mundo es más “seguro”. ¿A costa de qué? ¿Cuántas muertes deben ocurrir para que seamos más seguros?


Obama, con piel oscura, que rememora los sufrimientos de quienes la llevaron hace bastante tiempo, pero con el alma del peor de los blancos.


Madre.
Quisiera dedicar este último espacio a mi madre y agradecerle el que hoy pueda tener este pequeño espacio para escribir y compartir con todos ustedes. Mamá te amo. Feliz día a todas las madres en su día.


“Mientras los Poderosos nos mean, los Periódicos publican: Llueve”.
Galeano
Leer más!